NoticiasPortada

Viento a favor

  En un inicio se consideró como una apuesta arriesgada para el futuro de la agricultura y el más grande atrevimiento en generación de energía renovable en Puerto Rico. Se trataba de utilizar las tierras más ricas en cuanto a la siembra en el país para instalar un ambicioso proyecto privado de molinos de viento, capaces de generar electricidad que alimentase en promedio la energía que consumen unas 25,000 viviendas.

  La proponente fue la empresa Pattern Energy Group Inc., la que ya cuenta con doce instalaciones de energía eólica y es dueña de cerca de 1.636 MW de producción internacional. Luego de dos años de estudio de las condiciones de viento y clima, anunciaron que construirían hasta 44 generadores eólicos con una capacidad individual de generar 101 MW. Cada uno mide 80 metros (262 pies) y ocupan un terreno neto de 20 cuerdas dentro de las fincas de hasta 3,700 cuerdas de terreno cultivable dentro del municipio santaisabelino.

  El agrónomo Rubén A. Rivera Rosario, gerente del proyecto es también un ejemplo de la capacidad del profesional criollo al ocupar una plaza de gran importancia tras haber laborado en el proceso de consulta y ubicación de estas facilidades y de ser el principal enlace entre la empresa y los agricultores. Ha estado laborando en el proyecto desde que se lanzó la propuesta y su principal objetivo desde un comienzo fue procurar que no se afectara la actividad agrícola, principal fuente de empleos en Santa Isabel y asegurarse que el parque eólico sea complementario y no noscivo a la región.

Publicidad

pattern1

  El efecto ha sido, según indicó, que cuando inició el proyecto existían unas 350 cuerdas disponibles para la siembra que ahora ya se están usando en su totalidad e incluso ya no hay suelos disponibles, dentro del área de los molinos, para más interesados en la agricultura. “La Finca de Viento en Santa Isabel es la facilidad de producción de energía renovable más grande en Puerto Rico y en el Caribe, incluyendo (parques de) energía solar” expresó el gerente.

  El ejecutivo llevó a el Regional a un recorrido por las fincas donde destacó un aumento en la actividad agrícola desde que se instaló el proyecto, esto debido principalmente a las mejoras que la empresa hizo de caminos internos en las fincas y los accesos como parte de su compromiso ante el gobierno.

  Explicó que al momento dos personas laboran en el proyecto mientras que cuentan con personal de ocho técnicos de la fabricante de las turbinas, la alemana Siemens de forma permanente para darle mantenimiento a estos equipos de última generación y tenerlas en óptimas condiciones como aprte de un contrato de diez años. “Estas turbinas vienen con un itinerario de mantenimiento que vamos siguiendo, como si fuera un vehículo. Ellos, como fabricante se encargan. Si hay que hacerlo un ‘upgrade’ a las turbinas lo hacen directamente de fábrica” explicó Rivera Rosario.

  En lo que respecta a la operación de los molinos, cuentan con apoyo desde el Centro de Control de Pattern en Houston, Texas. La capacidad moderna de los equipos permite que se operen remotamente por acceso mediante internet y se pueda tener una constante evaluación del estado de cada uno y de la energía que produce. A esto se agrega que cada molino cuenta con sistemas de control automático que pueden frenar preventivamente el movimiento de las aspas si detecta algún fallo. Incluye también en cada torre dos monitores meteorológicos para determinar la orientación de los molinos hacia el movimiento de la brisa.

SÍ SOPLA EN SANTA ISABEL

WP_20150306_12_21_25_Pro
En cuanto a la generación eléctrica, Rivera Rosario expresó que se ha cumplido con los objetivos que se habían trazado y que el viento local es suficiente para lograr sus propósitos. Recalcó que incluso en ocasiones se ha limitado la producción ya que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) puede recibir hasta cierta cantidad de electricidad por la capacidad de sus líneas de transmisión. “Ahora mismo estamos generando 70 MW. El tope que tenemos, el contrato que tenemos con la Autoridad es de 75 MW. Podemos generar hasta 100 (MW), lo que sí, elo contrato es de 75 MW. Estamos en conversaciones con ellos para subir ese margen a 100 o 95. Tenemos que hacer ciertas pruebas pero no hay que instalar más (turbinas), con estas que tenemos hay la capacidad para llegar a 100 MW” afirmó Rivera Rosario.

Esto contrasta con expresiones del Director de la AEE cuando el año pasado comentó a el Regional que la Finca de los Vientos apenas genera un 18% de la energía que puede producir y que no impacta significativamente a la producción energética gubernamental si no está operando. Rivera Rosario enfatizó que hay horas en que, en enfecto, la producción baja, como ocurre en las primeras horas de la noche, cuando el movimiento de aire suele ser mínimo, pero aumenta en horas del día, cuando alcanzan su máximo y en promedio, cumplen con las expectativas.

   Rivera reconoció que sin embargo, cuenta con un 18% del día con un viento a máxima capacidad y en ciertos períodos del año por lo que en el resto baja la intensidad pero aún así mencionó que se puede generar hasta unos 20 MW en esos momentos. Admitió que aún otros parques eólicos con mayor cantidad de viento, pueden llegar a tener cerca de un 40% del tiempo diario con vientos óptimos. “El año pasado generamos el 97 por ciento. Estuvimos el 3 por ciento por debajo del presupuesto, por los días de lluvia, la incertidumbre en el clima nos afecta un poco pero los meses que son secos, casi siempre estamos 15 a 20% por encima del presupuesto” destacó.

  Cada turbina necesita apenas 2.5 metros por segundo (mps) para comenzar a generar electricidad y se frena si el viento es más intenso y evita exceder sus límites de producción.

SIN QUEJAS NI PROBLEMAS

  Con el paso de este tiempo, Rivera Rosario sostuvo que ninguno de los 25 agricultores que laboran localmente se ha quejado de las operaciones de los molinos. Cuando el proyecto se propuso, se argumentó que causaría problemas de ruido, el efecto “discoteca” que marearía a las personas, que afectaría a aves migratorias y que haría difícil las operaciones agrícolas, entre otras cosas. Se adujo también que empresas agrícolas se mudarían y otras situaciones que provocaron protestas que conllevaron en una ocasión a la detención de estudiantes manifestantes pero el caso no continuó en los tribunales, tras varias vistas.

  “Te diría que parte de la oposición que hubo al principio fue por desconocimiento, (al tratarse de) un proyecto nuevo. Son terrenos de propiedad del Gobierno de Puerto Rico y ellos estaban en su derecho de exigir que se cuidaran los terrenos” expresó el gerente que destacó que este proyecto ocupa mucho menos terreno que cualquier parque solar. Además recalcó que luego de haber iniciado operaciones, no han surgido más protestas. De hecho, ha sido un atractivo para escuelas que visitan el parque y para turistas.

  Pattern también hizo una contribución de $150,000 al municipio de Santa Isabel para el mejoramiento de su hospital, también ha contribuido a equipos deportivos locales y aporta con $1 millón anual a la Autoridad de Tierras.  Estima que la planta pagará en 25 años, más de $35 millones por impuestos y regalías de tierra al Gobierno mientras se afirma le ahorra hasta $6 millones anuales en compra de combustible para la producción energética.

   No se descarta que se pueda ampliar este parque o desarrollar otros alrededor del país pero es algo que aún no se ha concretado. Pattern posee y opera instalaciones en Estados Unidos, Canadá y Chile

B7Zwy2w  Esta nota aparece en la edición impresa de El Regional.

Comments

comments

Share:
Loading...