Portada

Una vez firmada la Ley, es tiempo de conocer en detalle la Reforma Laboral

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, firmó la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral para los pequeños y medianos comerciantes y para las personas que están desempleadas y buscan trabajo lo que también se conoce como la Reforma Laboral.

  Mucho se ha hablado sobre lo que la ley conlleva pero en aras de contribuir en el conocimiento público de lo que la ley implica, en esta edición detallaremos algunos de esos cambios importantes que afectarán el quehacer laboral, incluso en nuestra región sureste.

PUNTOS BÁSICOS DE LA LEY

Publicidad

  El artículo 1.2. del referido proyecto establece que los empleados contratados con anterioridad a la vigencia de esta Ley continuarán disfrutando los mismos derechos y beneficios que tenían previamente, según lo dispuesto expresamente en los Artículos de ésta. Esta cláusula fue insertada en las enmiendas del Senado y busca atender el reclamo de a quién aplica esta ley.

  El artículo 2.20 que establece como política pública a favor de los procedimientos alternos de solución de disputas relacionadas a controversias que surjan de la aplicación de la ley de esta ser aprobada, como lo son la mediación y el arbitraje provisto por el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, incluyendo su Oficina de Mediación y Arbitraje (OMA).

  El artículo 3.1 del proyecto establece y define lo que serán horas extras. Según lo propuesto serán horas extras las horas que un empleado trabaja para su patrono en exceso de ocho (8) horas durante cualquier periodo en día calendario y no de veinticuatro (24) horas consecutivas.

  El siguiente artículo establece que el patrono podrá establecer un itinerario de trabajo semanal alterno mediante acuerdo escrito entre el empleado y el patrono (flexitime), el cual permitirá que el empleado complete una semana de trabajo no mayor de cuarenta (40) horas con horarios diarios que no excederán de diez (10) horas por día de trabajo. Sin embargo, si el empleado trabaja en exceso de diez (10) horas por día de trabajo, se le compensará las horas en exceso a razón de tiempo y medio de la tarifa de salario convenido para las horas regulares.

  La acumulación de las referidas licencias [vacaciones, enfermedad] serán escalonadas en el siguiente orden:

– La acumulación mensual mínima para licencia por vacaciones será medio(1/2) día durante el primer año de servicio.

– Luego del primer año de servicio, hasta los cinco (5) años de servicio laboral, se acumulará a razón de tres cuarto (3/4) de día.

– Acumulación de (1) día luego de cumplir cinco (5) años de servicio hasta los quince (15).

– Luego de los quince años de servicio, se acumulará a razón de uno y un cuarto (1 1/4) de día. Este último cómputo es el que se utiliza hoy de manera uniforme para todo el empleado que trabaje más de ciento quince (115) horas mensuales.

– La licencia por enfermedad seguirá en un (1) día por mes.

  El artículo 3.21 del proyecto dispone, que en cuanto a la Ley 180-1998, todas las reclamaciones al palio de esta ley prescribirán en un término de un (1) año, enmendando así el término actual de tres (3) años.

  En cuanto a lo propuesto en cambios a la Ley Núm. 80 de 30 de mayo de 1976, establece un periodo probatorio de nueve (9) ,y de doce (12) meses en ciertos empleados según el Fair Labor Standards Act.

  En cuanto la compensación del empleado despedido injustificadamente, se establece una mesada a tres (3) meses de sueldo y dos (2) semanas por cada año de servicio. Ahora bien, la mesada nunca excederá más de nueve (9) meses de salario indistintamente los años de servicio.

  El artículo 4.12 del proyecto enmendó el artículo 11 de la Ley 80, a los fines de eliminar el texto dispositivo que establecía la presunción de que en caso de un pleito por despido injustificado es al patrono quien tenía el peso de la prueba.

  El proyecto dispone que el artículo 11 de la Ley 80 solamente establezca que en los pleitos surgidos de la Ley 80, “el tribunal celebrará una conferencia no más tarde de sesenta (60) días después de presentarse la contestación a la demanda o querella, a la cual las partes vendrán obligadas a comparecer o ser representados por una persona autorizada a tomar decisiones, incluyendo la transacción de la reclamación. Durante dicha vista se examinarán las alegaciones de las partes, se identificarán las controversias esenciales y se discutirán las posibilidades de una transacción inmediata de la reclamación. De no transigirse la reclamación, el tribunal ordenará el descubrimiento que quede pendiente y expeditará el señalamiento de fecha para celebrar la conferencia con antelación al juicio”.

  De igual forma, se enmienda la “Ley de Seguridad de Empleo de Puerto Rico” (Ley Núm. 74 de 21 de junio de 1956) a los efectos de que escalonadamente aumenten los beneficios por desempleo, para que efectivo 1 de julio de 2019, el beneficio semanal mínimo aumente a sesenta (60) dólares y el beneficio semanal máximo aumente a doscientos cuarenta (240) dólares.

  En cuanto al bono de navidad, todo patrono que emplee más de veinte (20) empleados durante más de veintiséis (26) semanas dentro del periodo de doce (12) meses comprendido desde el 1 de octubre de cualquier año hasta el 30 de septiembre del año natural subsiguiente, tendrá que conceder a cada empleado que haya trabajado por lo menos mil trescientos cincuenta (1,350) horas o más dentro de dicho periodo, un bono equivalente al dos por ciento (2%) del total del salario devengado hasta la cantidad de seiscientos dólares ($600.00).

  Rosselló, al firmar el documento defendió esta medida al afirmar que “en los últimos 10 años hemos perdido casi 300,000 empleos y esto ha provocado que varios hermanos puertorriqueños se hayan mudado a Florida y otras jurisdicciones buscando trabajo y calidad de vida. Es hora de detener la migración y la separación de nuestras familias creando los empleos que hay en estados como Florida aquí en Puerto Rico”.

  En su exposición de motivos, la nueva Ley menciona como datos para justificar esta reforma que, “Conforme al informe del Negociado de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo federal sobre salarios y empleos en Puerto Rico, para el tercer trimestre de 2015 (septiembre) la tasa de empleo en Puerto Rico disminuyó en -0.7% en comparación con el mismo trimestre de 2014, mientras que en Estados Unidos creció 1.9%. Esta distinción también se refleja en el salario promedio semanal en Puerto Rico que es de $512.00 en contraste con el salario promedio semanal de Estados Unidos que es de $974.00 para una diferencia de $462.00.  De hecho, el salario promedio semanal de todos los municipios de Puerto Rico es inferior al salario promedio semanal de Estados Unidos”.

  Indica de igual forma que “para el mes de noviembre de 2016, la fuerza laboral de Puerto Rico estaba en 1,120,132 de personas, de las cuales 986,633 se encontraban empleadas y 133,499 estaban desempleadas. Sin embargo, para el mes de noviembre de 2006, hace diez años atrás aproximadamente, la fuerza laboral era de 1,420,839 personas de las cuales 1,275,337 estaban empleadas y 145,502 desempleadas.  Esto significa que, en diez años, la fuerza laboral se ha reducido en más de 400,000 personas con casi 300,000 empleos menos y un aumento en el número de desempleados de sobre 12,000 personas. Lo más preocupante es que aun teniendo una población y una fuerza laboral menor, el número de personas desempleadas es mayor”.

  Entre otros datos estadísticos, tanto Cámara como Senado concordaron en afirmar que “para octubre de 2016 la tasa de participación laboral de Puerto Rico estaba en 39.8% mientras que para el mismo tiempo en Estados Unidos estaba en 62.8%.  Esta realidad contrasta dramáticamente con la prevaleciente en el 1950, cuando la tasa de participación laboral de Puerto Rico era de 57.9% y la de Estados Unidos era de 60%”  . Véase Compendio de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, Foro Gobierno y Empresa Privada: Socios para el Desarrollo Económico; Mesa Redonda # 10: Leyes Laboral.

  Dicha reforma ha sido criticada por varias organizaciones y economistas. Una de sus críticas, la Central General de Trabajadores de Puerto Rico, consideró la ley “a la medida de las exigencias de la Junta de Control Fiscal y las asociaciones patronales”. Según afirman, se reduce beneficios con décadas en la normativa laboral de la isla al, por ejemplo, alargar el periodo de prueba de un trabajador para convertirse en fijo en plantilla.

  Tras la firma de la Ley, de inmediato algunas empresas anunciaron cambios. La empresa Walmart Puerto Rico anunció nuevos horarios en sus operaciones tras la eliminación de la Ley de cierre que anteriormente prohibía operar a los comercios los domingos de 5:00 a.m. a 11:00 a.m.

El director de asuntos públicos de la empresa, Iván Báez, informó que a partir del próximo domingo, 5 de febrero, las tiendas Walmart abrirán los domingos ininterrumpidamente 24 horas. Sam’s Club, por su parte, estará operando desde las 9:00 a.m. hasta las 8:00 p.m. y los Supermercados Amigo abrirán desde las 7:00 a.m. hasta las 10:00 p.m.

  Se denunció que cuatro tiendas de la empresa Domino’s Pizza en la zona metropolitana emitió cartas a todos sus empleados para anunciarles que serían sometidos a nuevas entrevistas de trabajo, aún para aquellos que llevan más de veinte años en la empresa, ante un cambio de administración y entrarían a laborar bajo los términos de la nueva Ley.

Comments

comments

Share:
Loading...