Portada

Un pueblo unido en contra de las balas

Miles de ciudadanos responden a convocatoria de Paz para Guayama y recorren las calles del pueblo

  Cuando Samuel Saldaña, siempre activo y carismático líder cultural, entrenador deportivo y servidor en su comunidad, hizo un llamado a detener la violencia, posiblemente no imaginó el apoyo y la respuesta que tendría y que haría eco en cada rincón de la comunidad “Bruja”.

  Miles de personas llenaron las calles en una tarde de sol dominical e irrumpieron el acostumbrado silencio urbano con un llamado emotivo y decidido en contra de la violencia que se ha disparado en los primeros meses de este año, costando la vida de varios jóvenes, cuyas familias aun en luto, clamaron por un retorno a la tranquilidad, a la paz y el respeto a la vida.

  La marcha llamada así mismo, Paz para Guayama y propulsada por diversos líderes ciudadanos, contó con la presencia de grupos juveniles, Niños Escuchas, batuteras, escuelas, iglesias, comerciantes, el Club de Leones y otras entidades que respondieron al llamado.

Publicidad

  La marcha partió a eso de las 3:00 p.m. desde la plaza pública Cristóbal Colón, y marchó hacia la Academia San Antonio envuelto en un clima agradable de música y demostraciones de unidad. “Esto va dirigido a que el pueblo de Guayama se levante, retome sus calles, dé un grito de que basta de criminalidad, que las familias puedan sentirse en paz y tranquilas en las calles, y que la población señale a estas personas que dañan nuestro diario vivir en Guayama”, expresó Saldaña, coordinador del Centro de Ayuda al Menesteroso.

  En un momento emotivo, durante su alocución al público, se dirigió a las familias de quienes han perdido la vida en estas pasadas semanas y mantuvo que “el sufrimiento… no puede pasar en vano”. En ese sentido pidió que los ciudadanos colaboren con las autoridades para identificar y detener a las gangas de narcotraficantes que, sostuvo, tienen una guerra y mantuvo que no se debe permitir que tomen control de los espacios libres de la comunidad. Insistió que “Guayama es una familia” y por tal razón pidió que se apoye a las familias en sufrimiento.

  En lo que va de este año, se han reportado cuatro asesinatos en Guayama y nueve en la región policiaca. Víctimas de la violencia también se unieron a la marcha, como Rafael Granel, un comerciante cuyo hijo de 17 años fue asesinado el 2012.

  Ciudadanos destacaron que aunque siempre ha habido confrontaciones entre grupos de algunos residenciales o barriadas consideradas “calientes”, la violencia se ha trasladado a sectores más tranquilos como Olimpo, Costa Azul y se ha reportado sucesos entre vehículo a vehículo, lo que causa alarma entre los residentes.

Comments

comments

Share:
Loading...