Foro Legal

Tribunal Supremo revoca al Apelativo en caso de adopción

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

  El Tribunal Supremo de Puerto Rico, revocó al Panel VI de la Región Judicial de Bayamón y Carolina, del tribunal de Apelaciones en el caso de Sonia Cedeño Aponte y Josué Orta Rivera v. Departamento de la Familia.

Publicidad

   De acuerdo con el TSPR, el Tribunal de Apelaciones erró al confirmar cierto dictamen emitido por el Tribunal de Primera Instancia, tras razonar que los aquí peticionarios, Orta Rivera y Cedeño Aponte, carecían de legitimación activa para impugnar una determinación del Panel de Selección de Candidatos para Adopción, adscrito al Departamento de la Familia.

    “Por entender que el foro apelativo intermedio erró en su proceder, revocamos el dictamen recurrido”, indica la Sentencia.

   El Juez Asociado señor Luis Estrella Martínez emitió una  Opinión de Conformidad, a la cual se unió el Juez Asociado Ángel Colón Pérez. La Jueza Presidenta Oronoz Rodríguez disintií con opinión escrita a la cual se unen la Juez Asociada Anabelle Rodríguez Rodríguez y el Juez Asociado Rafael Martínez Torres.

   La cronología del caso apunta que el 24 de julio de 2014, Orta y Cedeño Aponte recibieron en su hogar a la menor DMMA, a los cinco (5) días de nacida, y fungieron como hogar sustituto desde entonces.

   Interesados en adoptar a la menor, el 24 de octubre de 2016 éstos presentaron una solicitud para ser certificados como hogar preadoptivo, ante la Unidad de Adopción del Departamento de la Familia.

   Conforme al Reglamento para regir los procesos y procedimientos del Departamento de la Familia, infra, para atender la referida solicitud y realizar el correspondiente estudio social de los padres, el Departamento de la Familia contaba con un término de treinta (30) días. No obstante, no es hasta el 1 de marzo de 2017, casi cinco (5) meses después de Orta Rivera y Cedeño Aponte haber presentado la petición de adopción, que éstos recibieron notificación sobre el resultado favorable obtenido en el mencionado estudio.

   En dicha notificación se le informó, además, que el Departamento de la Familia, en un término de treinta (30) días, procedería a evaluar los documentos requeridos, ello en aras de poder certificar si Orta Rivera y Cedeño Aponte cumplían con los requisitos para ingresar al Registro Estatal Voluntario de Adopción (en adelante, “REVA”).

   El 2 de marzo de 2017, habiendo transcurrido cinco (5) meses después de haber presentado los documentos ante el Departamento de la Familia, Orta Rivera y Cedeño Aponte fueron notificados que no serían ingresados al REVA hasta que proveyeran cierta documentación que éstos ya habían presentado y que por alguna razón dicha agencia no pudo acreditar tenerlos en su poder.

    Aun así, el día después de habérselos solicitado, entiéndase el 3 de marzo de 2017, Orta Rivera y Cedeño Aponte diligentemente volvieron a someter los documentos. Luego de que éstos entregaran los referidos documentos, el  Departamento de la Familia emitió la Certificación de ingreso al REVA e indicó que la fecha de ingreso de éstos a dicho registro fue el 21 de junio de 2017.

    Lamentablemente, y durante el periodo de tiempo en que

Orta Rivera y Cedeño Aponte completaban los trámites para la adopción de la menor DMMA, el 23 de mayo de 2017 el Panel de Selección de Candidatos para Adopción (en adelante, “Panel”) celebró una sesión en la que seleccionó otro hogar adoptivo para la referida menor, por lo que ésta fue reubicada en otro hogar. Interesados en impugnar la mencionada decisión por medio de la revisión judicial del procedimiento administrativo antes reseñado, el Orta Rivera y Cedeño Aponte se dirigieron al Departamento de la Familia para que le notificaran personalmente la Resolución que contenía la determinación del Panel, pero allí le informaron que dicho documento no existía.

El 25 de agosto de 2017 Orta Rivera y Cedeño Aponte presentaron ante el Tribunal de Primera Instancia una petición de mandamus solicitando que dicho foro ordenara al Departamento de la Familia el notificar la mencionada Resolución para así poder solicitar la revisión judicial de la misma. La referida dependencia gubernamental fue oportunamente notificada de la presentación del mencionado recurso judicial.

   El Departamento de la Familia presentó una Solicitud de sentencia sumaria en la que solicitó al foro primario que desestimara la causa de acción presentada por Orta Rivera y Cedeño Aponte, pues, a su mejor entender, éstos carecían de legitimación activa para incoar la misma. Ello, pues estos últimos no constaban en el REVA como hogar adoptivo potencial al momento en que el Panel evaluó la adopción de la menor DMMA y tomó la decisión en cuestión. Consecuentemente, a juicio de la referida dependencia gubernamental, nunca tuvieron derecho a participar en el proceso de selección del hogar preadoptivo de ésta, por lo que no tenían legitimación para ser notificados de la determinación que tomó el Panel.

   Por su parte, Orta Rivera y Cedeño Aponte se opusieron al plantear que la demora en el proceso de certificación como hogar preadoptivo fue el resultado de maquinaciones, o mínimo negligencia, y mala fe del Departamento de la Familia y  que la fecha de ingreso al REVA debió ser al momento en que solicitaron certificarse como hogar preadoptivo o, en la alternativa, en la fecha que se determinó que el estudio social resultó favorable por lo que procedía se les notificara la Resolución del Panel.

   Evaluados los planteamientos de ambas partes, el Tribunal de Primera Instancia declaró ha lugar la moción de sentencia sumaria presentada ante su consideración, pues, a su juicio, el señor Orta Rivera y la señora Cedeño Aponte carecían de legitimación activa para incoar el presente litigio.

    Los perjudicados recurrieron ante el Tribunal de Apelaciones mediante recurso de certiorari, en el que argumentaron que no procedía la desestimación de la demanda. El foro apelativo intermedio confirmó el dictamen emitido por el Tribunal de Primera Instancia, pues razonó que carecían de legitimación activa. Presentaron una moción de reconsideración ante el Tribunal de Apelaciones, la cual fue denegada por dicho foro. El TSPR entendió lo contrario.

Comments

comments

Share:
Loading...