Noticias

Reina la solidaridad en un barrio de Guayanilla

Por Carmen Cila Rodríguez

Carmen@laopiniondelsur.com

Hace seis años Enrique Rodríguez Torres supo que su vecino Edison Rodríguez Irizarry  vivía en condiciones infrahumanas.  Debido a que en ocasiones a Edison le fallan sus facultades mentales, Enrique intentó acercarse para ayudarle, le ofreció alimento hasta que se ganó la confianza del hombre.

Publicidad

Y Enrique aunque intentó buscarle ayuda gubernamental para arreglar su hogar y ofrecerle mejores condiciones de vida, se halló con numerosos lindes burocráticos para ayudarlo.  Por otra parte, Edison también se negaba a darle autoridad legal plena sobre sus asuntos y continuar con el proceso.

Tras tres años de visitas y ganar la confianza de Edison,  Enrique dialogó con los integrantes del entonces recién creado Consejo de Seguridad Vecinal de su barrio para atender finalmente la situación de Rodríguez Irizarry, un incapacitado de 69 años de edad, hermano del fallecido exalcalde de Guayanilla José Ángel, “Síquilin”.

“Desde el huracán George la casa no tiene servicio de luz y ha ido desmejorando”, dijo Raúl Correa López, presidente del Consejo comunitario del barrio Consejo de Guayanilla integrado por otros 18 residentes.

Enrique y Raúl ahora trabajan mano a mano para junto al Departamento de la Vivienda, el Gobierno Municipal y la Policía de Puerto Rico darle a Edison el hogar que necesita.

“Hubo que hacer una denuncia en la Policía, traer trabajadores sociales, hubo que llevar un caso en corte porque el terreno era de herederos y no había quién autorizara.   El Municipio de Guayanilla asignó un carpintero y nosotros ayudamos”, resumió Correa López.

Enrique, por su parte, aseguró que espera “si trabajamos corrido, al finalizar el año este completada”, dijo contento.

La casita –originalmente pensada en madera- poseerá un balcón, sala, una habitación, cocina-comedor y un baño.  “El todavía cocina y camina, por ahora no hace falta un ama de llaves.  Mentalmente es que tiene sus problemitas, pero se vale por sí mismo”, argumentó Rodríguez Torres.

“Yo me siento bien feliz  porque llevaba como seis años tratando que se le hiciera esta casita.  Me eché la responsabilidad y la preocupación, a veces  me levanto a las 4:00 de la mañana pensando en el proyecto”, agregó Rodríguez Torres con satisfacción.

“Queremos que otras comunidades vean la necesidad que tienen sus vecinos y puedan ayudar”, concluyó por su parte Correa López, quien aseguró que en la comunidad había una alta incidencia criminal hasta que se creó el Comité.

Comments

comments

Share:
Loading...