Portada

Protesta contra la AES en Guayama

  Guayama, PR- Con el intenso calor sobre la región, un calor que según científicos y ambientalistas se ha triplicado en comparación a lo que se sentía un siglo atrás debido al calentamiento global y los efectos de los gases invernaderos, ciudadanos y grupos que luchan en contra de la contaminación en las comunidades decidieron llevar una de sus primeras protestas intensas hasta el corazón mismo de la controversia por el depósito de cenizas de carbón en Puerto Rico, hasta la planta misma de la Applied Energy Systems.

  En lo que constituyó un prólogo a la posible ubicación de un campamento permanente en contra de la operación de la planta carbonera como existe ya a la entrada del vertedero de Peñuelas, los manifestantes reclamaron contra el flujo de camiones y vehículos que pudiesen transportar los desechos de la quema de carbón, convertidos en marca comercial Agremax y afirmando no tan solo que dicho excedente sea exportado, sino reclamando de una vez el fin de la operación de la planta energética.

  A la manifestación llegaron líderes del Partido Independentista Puertorriqueño como la ex aspirante a la gobernación María de Lourdes Santiago, el representante Dennis Márquez y otros, que reclamaron que se de curso a la medida radicada por el también pipiolo Juan Dalmau en el Senado para derogar y cambiar la recientemente aprobada Ley 40 y que consideraron que contiene enmiendas que desvirtuaron el propósito original que buscaba sacar las cenizas de suelo puertorriqueño, uno de los principlaes compromisos del gobernador Ricardo Rosselló pero que ahora se diluye con la promesa de la construcción de una fábrica de bloques y otros artículos que usen esos residuos como materia prima, lo que a su vez genera nuevos cuestionamientos ambientales y logísticos en la región.

Publicidad

  Entretanto, la manifestación que se preparó para el domingo, 23 de julio, desde las 11:30 am en la carretera 7707 avenida Johnny Albino de Guayama bajando de la autopista 53 pasando por la cárcel, para llegar a la carretera 3 en Guayama se topó con la Policía que no permitió que llegaran hasta la entrada misma de la planta generatriz, lo que ataponó la PR-3 y generó alguna discusión entre protestantes y autoridades pero sin mayor incidente.

  “Este no es el proyecto que prohíbe (la ceniza), es el proyecto que permite el depósito de cenizas que fue aprobado y enviado al gobernador que lo firmó… esta ley le permite a esta gente contaminar a Peñuelas, Humacao y todo Puerto Rico” expresó Suárez. “No solo es la prohibición de la ceniza de manera inmediata, sino seguir impulsando que no se produzca más energía con carbón” agregó el representante sobre su medida 1160 que va a la par con el proyecto 600 de Dalmau en el Senado.

  Santiago entretanto señaló el aviso de que los bloques que eventualmente se fabricarían con la ceniza, se han anunciado que serían para la construcción de viviendas para gente pobre, lo que consideró un abuso más, anticipado contra la población que menos se puede defender legalmente.

  Víctor Alvarado, líder del movimiento Diálogo Ambiental de Salinasse mantuvo entretanto que el Agremax contiene hasta 80 por ciento “ fly ash” y 20 por ciento “bottom ash” por lo que contiene el principal componente en polémica entre las partes. “ Eso no es ninguna combinación química ni un proceso mágico… son cenizas. Esa montaña que ven ahí, el sol le está dando y el agua que le van rociando no es suficiente” recalcó Alvarado.

  En cuanto a la construcción de una empresa para procesar la ceniza en otros productos, el lider ambientalista recalcó que la empresa ha indicado ya que tomaría un año adicional para que se utilice la mitad de lo que producen en exceso por lo que lo demás se mantendrá expuesto o llevado a los vertederos. De igual forma se sostuvo que cuando se intentó utilizarlo en cemento, degradó la calidad del mismo por lo que ya han anticipado que esos productos se exportarían a bajo costo por su poca calidad.

  En cuanto a la advertencia de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de que se crearía una crisis energética en el país, Suárez lo catalogó como mentiras. “Se ha demostrado que esta planta no hace falta. Que en Puerto Rico, con la baja población y con la baja manufactura. Y si se da un buen mantenimiento a las plantas existentes habría energía suficiente para el país” se sostuvo el representante. A esto Alvarado agregó que entre febrero y marzo la planta no operó la mitad de su producción y no hubo crisis.

REACCIONA AES Y TRUENA CONTRA MANIFESTANTES

  La empresa no se quedó corta ante la escalada de las manifestaciones en su contra y emitió un comunicado en el que condenó el intento de obstruir el movimiento del personal hacia y fuera de la planta. “La gerencia y todos los empleados de AES Puerto Rico lamentan la actitud de un grupo irresponsable de personas ajenos a Guayama que en el día de hoy intentaron impedir la entrada y salida de personas a la planta de Guayama” indicó el comunicado rubricado por Julio Sáinz de la Maza, oficial de prensa de AES.

   “Momentos antes de escribir estas líneas, hubo un ligero incidente con la policía y empleados que laboraban allí se vieron amedrentados de salir y de reunirse con sus familias, permaneciendo prácticamente secuestrados en los predios. Posteriormente pudieron continuar sus labores dado a que la policía obligó a los manifestantes a moverse a áreas cercanas sin interrumpir la entrada” expresó.

  “Esta no es una maniobra para impedir el uso beneficioso del agregado producto de la combustión, sino una maniobra para detener el proceso de la planta de AES Puerto Rico, sin tener en cuenta las consecuencias que esto pudiera tener para todo Puerto Rico, nuestras comunidades, industrias y empresas” dijo en referencia a la advertencia que hiciera la AEE a la ciudadanía en defensa de esta empresa.

   Agradecemos profundamente a la policía su labor y esperamos que los manifestantes comprendan la necesidad que tiene nuestra Isla en estos momentos de mantener a AES Puerto Rico operando” concluyó el portavoz de AES.

TAMBIEN RIPOSTA A ALCALDE CINTRÓN

  Manuel Mata,  presidente de AES Puerto Rico (AESPR) sostuvo de otra parte que su empresa de energía ha pagado $3.8 millones en contribuciones anuales a Guayama y que durante los 15 años de operación ha pagado $38.2 millones a dicho municipio.

  “Igualmente el 50 por ciento de nuestro personal son residentes de Guayama y el restante, en su mayoría son residentes de pueblos aledaños como Arroyo, Patillas y Salinas, además de los más de 500 suplidores que dan servicio a la planta”, explico Mata.

  Mata respondió así a las expresiones vertidas por el alcalde de Guayama Eduardo Cintrón en las que afirmó que la aportación de la empresa al municipio es de apenas $300 mil al año debido a unas conseciones del gobierno que dejaron fuera a Guayama de recibir mayores beneficios. El alcalde, en ese sentido abogó por la sustitución de AES por la colombiana Biogen.

Cronología de la llegada de la AES a Guayama (Primera parte)

1994

– El 11 de octubre de 1994, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y Applied Energy Systems Puerto Rico, LP (AES) firman un contrato de compra de energía (Power Purchase and Operating Agreement) producto de la quema de carbón en una planta a establecerse en Guayama. El contrato tiene vigencia de 25 años. El Artículo 6.6 del documento establece que las cenizas no serían almacenadas por más de 180 días en Puerto Rico. AES propuso vender el 100% de las cenizas que se generan en la quema del carbón como un producto que podía ser utilizado principalmente en la construcción y en la agricultura. En el contrato se dispone que, si no había mercado para las cenizas, AES las exportaría fuera de Puerto Rico.

– El 13 de octubre de 1994, AES presenta la solicitud de consulta de ubicación para el proyecto ante la Junta de Planificación. Posteriormente, se presenta el borrador de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para el proyecto.

1996

-El 4 de marzo de 1996, la Junta de Calidad Ambiental (JCA) determina que la DIA del proyecto cumple con los requisitos de la Ley sobre política pública ambiental y su Reglamento. Varias comunidades y grupos ambientales, entre ellas Misión Industrial de Puerto Rico, Inc. y Sur contra la Contaminación, Inc., impugnan dicha determinación ante Tribunal Supremo de Puerto Rico. Entre sus argumentos, se cuestiona la ausencia de información sobre manejo y disposición de cenizas.

-El 1 de mayo de 1996, la Junta de Planificación aprueba la consulta de ubicación para el proyecto.

-Seis años antes de que AES comenzara operaciones, la JCA determina que las cenizas no son desperdicios sólidos, porque tenían un uso beneficioso y un mercado existente. Resolución Núm. R-96-39-1 del 29 de octubre de 1996 (JCA). Dicha interpretación es reiterada en el 2000. Resolución Núm. R-00-14-2 del 25 de abril de 2000 (JCA)

1998

-El Tribunal Supremo de Puerto Rico emite opinión confirmando Resolución de la JCA en cuanto a la DIA de la planta de AES. Sobre las cenizas, expresó:

Concretamente, en la [DIA] se expuso que la ceniza se procesaría para producir tres productos secundarios con utilidad en las industrias de construcción, minería y agricultura. Se expresó, además, que ni la ceniza ni sus derivados serían depositados como desperdicios sólidos en los vertederos de Puerto Rico. Finalmente, la [JCA], al aprobar la declaración en cuestión, dispuso que de no encontrarse cliente para las cenizas aludidas se requerirá que éstas sean devueltas a las minas de origen del carbón

Misión Industrial v. JCA, 145 DPR 908, 946-47 (1998). (énfasis suplido)

-El 18 de septiembre de 1998, la Agencia federal de protección ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) emite un permiso al proyecto bajo la Ley federal de aire limpio, en atención a que la planta sería una fuente de emisión de contaminantes regulados bajo esa ley. Una organización ambiental y comunitaria, Sur Contra la Contaminación (SURCO), cuestiona dicha autorización ante la Junta de Apelaciones Ambientales de la EPA.

1999

– El 27 de mayo de 1999, la Junta de Apelaciones Ambientales de la EPA deniega la impugnación del permiso bajo la Ley federal de aire limpio concedido a la planta de AES. In re AES Puerto Rico L.P., 8 E.A.D. 324 (1999).

– El 23 de julio de 1999, SURCO impugna la decisión de la Junta de Apelaciones Ambientales de la EPA ante el Tribunal federal de Apelaciones para el Primer Circuito.

2000

– El 4 de febrero de 2000, el Primer Circuito confirma la aprobación del permiso de la EPA. SURCO v. EPA, 202 F.3d 443 (1er Cir. 2000).

– Luego de obtener la aprobación de otros permisos, se comienza a construir la planta de AES.

2002

-La planta de AES en Puerto Rico comienza operaciones. La planta genera distintos tipos de cenizas en su operación: cenizas pesadas (bottom ash), livianas (fly ash) y combinadas (dry ash). AES comienza a promocionar un producto derivado de las cenizas, bajo el nombre de Agremax (rock ash), como producto a utilizar en las industrias de la construcción y la agricultura.

-Toneladas de Agremax son utilizadas como relleno de construcción en nuevos desarrollos de proyectos de vivienda en los municipios de Salinas, Guayama y Arroyo. También se utiliza en la construcción de carreteras y en la agricultura. Se alega que este tipo de uso es considerado un uso beneficioso, así como una alternativa aceptable al depósito en vertederos bajo la reglamentación federal. Entre el 2004 y el 2011, sobre dos millones de toneladas de cenizas de la planta de AES fueron utilizadas como material de relleno para la construcción de urbanizaciones y carreteras en los municipios de Arroyo, Caguas, Coamo, Dorado, Guayama, Juncos, Mayagüez, Ponce, San Juan, Santa Isabel y Toa Alta.

2003

-AES comienza a transportar cenizas al poblado de Arroyo Barril, al norte de la República Dominicana. En total se depositaron cerca de 27,000 toneladas de rock ash en el poblado. En los próximos años se disparan las tasas de abortos involuntarios y los nacimientos prematuros en el poblado, así como de otras condiciones de salud.

2004

– Se documenta el depósito de cenizas en el vertedero municipal de Salinas. El 5 de abril de 2005, el Comité de Diálogo Ambiental, Inc. (CDA) solicita una investigación sobre el vertido de cenizas de carbón AES en el vertedero municipal de Salinas. El 4 de mayo de 2005, el Alcalde de Salinas hace lo propio.

– El 5 de octubre de 2004, la JCA emite una carta en la que aprueba el uso de cenizas AES para la solidificación de desechos líquidos con ciertas condiciones.

2005

-El 22 de febrero de 2005, la JCA emite una carta indicando que las muestras de agregados manufacturados de AES (rock ash) están dentro de los niveles reglamentarios usando el método Toxicity Characteristic Leaching Procedure (TCLP), según un informe de prueba de laboratorio. La efectividad de este método para medir los niveles de tocixidad de las cenizas ha sido cuestionada por distintos estudios científicos y profesionales, cuyos señalamientos han sido reconocidos por la misma EPA. En particular, el doctor Osvaldo Rosario, Catedrático de la Universidad de Puerto Rico, con experiencia post doctoral en EPA ha señalado que:

  Todos los estudios han demostrado que la técnica clásica “Toxicity Characteristic Leaching Procedure” (TCLP), usada para determinar la capacidad de las cenizas de carbón para liberar al ambiente su contenido de metales tóxicos, subestimaba grandemente esa capacidad. No es cuestión de duda que las cenizas contienen numerosos metales tóxicos e isótopos radioactivos. Hasta los mismos análisis contratados por la AES reconocen esto. Lo que se cuestionó por años por grupos ambientales era el uso de la prueba de TCLP para medir la capacidad de las cenizas para liberar los metales tóxicos y cancerígenos al ambiente. Se cuestionó porque esta prueba de extracción se lleva a cabo bajo unas condiciones (un solo pH) de extracción limitada que no representa la variedad de ambientes (diferentes pH) donde están siendo depositadas las cenizas. Estas agencias, especialmente la EPA, ahora han investigado en detalle variando a condiciones más representativas (LEAF). Han encontrado que las cenizas de carbón exhiben la capacidad de cientos y, con algunos metales, hasta miles de veces más de contaminar el ambiente.

Ponencia del doctor Osvaldo Rosario ante el Senado de Puerto Rico sobre la R.C. del S. 48, en las págs. 1-2.

  Así lo ha reconocido también la propia EPA, como resultado de una investigación conjunta entre su Laboratorio Nacional de Manejo de Riesgos y el Departamento de Ingeniería de la Universidad de Vanderbilt. En una publicación en la revista Environment, Science & Technology, se determinó que las complejidades de lixiviación y la falta de correlación en contenidos totales de los residuos de quema de carbón, incluyendo las cenizas indica que la evaluación de lixiviación bajo condiciones probables de campo es un mejor descriptor de desempeño ambiental que contenidos totales o métodos lineales. Específicamente, se concluyó que métodos como el del TCLP, “son incapaces de predecir la conducta de lixiviación a través de la amplia gama de escenarios de usos y disposición potencial con diversas condiciones químicas e hidrológicas”. Susan A. Thorneloe, David S. Kosson, Florence Sanchez, Andrew C. Garrabrants, and Gregory Helms, Evaluating the Fate of Metals in Air Pollution Control Residues from Coal-Fired Power Plants, 44(19) ENTL. SCI. & TECH. 7351, 7354-55 (2010) (traducción suplida).

-El 11 de mayo de 2005, el periódico El Regional publica una nota en la que se analiza un informe sobre el Agremax (rock ash) elaborado por el Instituto de Química de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, que documenta la toxicidad de las cenizas de carbón.

-El 12 de julio de 2005, se ofrece una presentación en Salinas del Coal Coal Product Partnership (C2 P2), un programa de EPA con la industria de la combustión del carbón para promover el uso de las cenizas de la quema del carbón.

2006

-El Gobierno de la Republica Dominicana demanda a AES, alegando daños al ambiente y a la salud de los residentes. Además, alegó violaciones al Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act (RICO), sobre acciones de organizaciones criminales, porque entendía que AES había conspirado con otras empresas y funcionarios para descargar  toneladas de cenizas, sin incurrir en los gastos del manejo y depósito adecuado.  Un Tribunal de Distrito federal en Virginia desestimó la demanda en cuanto a las alegaciones bajo RICO, pero permitió que se continuara con las demás alegaciones. Government of Dominican Republic v. AES Corp., 466 F. Supp.2d 680 (E.D. Va. 2006).

-El 18 de octubre de 2006, el periódico El Regional anuncia un acuerdo entre AES y la Unión de Transportistas del Sureste para transportar cenizas de carbón de AES promocionadas como Agremax.

-En diciembre de 2006, la Cámara de Representantes de Puerto Rico publica los resultados de los estudios de toxicidad de cenizas de AES, usando el método TCLP, indicando que no son tóxicas, de acuerdo con los estándares de la EPA y los métodos de evaluación de residuos sólidos.

2007

– El 13 de febrero de 2007, las Comisiones de la Región Sur y de Desarrollo Socioeconómico y Planificación de la Cámara de Representantes de Puerto Rico rinden un informe en torno a la R. de la C. 305, en el que, haciendo referencia a los estudios que utilizan el método TCLP, concluyen que el Agremax “que se produce con la ceniza de carbón en la planta AES del Municipio de Guayama no contempla un grado de toxicidad que ponga en peligro la salud humana, daños a la vegetación, daños al acuífero o al ambiente”.

– El 28 de febrero de 2007, el Comité Dialogo Ambiental, Inc. le escribe al Director de la EPA en Puerto Rico solicitando una investigación sobre el uso de las cenizas de carbón de AES como material de relleno para distintos proyectos de construcción sobre el acuífero de Salinas, parte del acuífero de la Costa Sur. La EPA no respondió a dicha comunicación.

– El 17 de septiembre de 2007, el Comité Dialogo Ambiental le escribe a la oficina de la EPA en Nueva York solicitando la investigación de cenizas de carbón como material de relleno. La EPA no respondió a dicha comunicación.

– El 8 de octubre de 2007, el Comité Dialogo Ambiental le escribe al entonces Comisionado Residente, Luis Fortuño Burset, sobre el uso de cenizas de carbón en Puerto Rico. El Comisionado Residente no respondió a la solicitud.

– AES pagó $6,000,000 para transar una demanda presentada por el Gobierno de la República Dominicana por las descargas de cenizas.

2009

– Varios residentes del poblado de Arroyo Barril demandan a AES por daños a la salud. En abril de 2016, las partes las partes llegan a un acuerdo transaccional. Véase Pallano v. AES Corp., N09C-11-021 (Superior Court of Delaware).

– Varios residentes del Municipio de Arroyo presentan una solicitud de interdicto preliminar y permanente ante el Tribunal de Primera Instancia en Guayama contra un proyecto comercial que utilizaba Agremax como material de relleno. Santiago Díaz v. FISA, G PE 2009-0220. Evaluado el recurso, el foro de instancia denegó la expedición del interdicto solicitado. Presentada una solicitud de revisión al Tribunal de Apelaciones, dicho foro denegó el recurso. Santiago Díaz v. FISA, KLCE 2010-01183 (Sentencia del 29 de octubre de 2010).

2010

-En junio de 2010, la EPA solicita comentarios para regular la disposición y manejo de los residuos de la quema de carbón, principalmente los diferentes tipos de cenizas. Comité Diálogo Ambiental, Frente Afirmación del Sureste (FASE), y ANDA presentamos comentarios conjuntos sobre la necesidad de una regla, y la situación en PR. Como parte de los comentarios se incluyeron fotos y un análisis de la composición de las cenizas que se estaban utilizando como relleno estructural en proyectos de vivienda y comercial en áreas del sureste de la Isla.

– En septiembre de 2010, Comité Diálogo Ambiental se reúne con la EPA en Washington, DC y New York para solicitar una investigación de uso de cenizas de carbón de AES en Puerto Rico y para que se realicen pruebas a las cenizas de carbón de AES usando usando métodos, como el Leaching Enviromenmental Assesment Framework (LEAF), que se ha demostrado son más efectivos que el TCLP para medir los niveles de toxicidad de las cenizas.

– Comunidades y grupos ambientales, en conjunto con legisladores/as municipales del Partido Independentista Puertorriqueño, presentan diversos proyectos de ordenanzas municipales para prohibir el uso de las cenizas de la combustión del carbón en los terrenos de los municipios. Cerca de la mitad de los municipios de Puerto rico, entre ellos los de Peñuelas y Humacao, aprueban las ordenanzas.

*Luis J. Torres Asencio y Ruth Santiago colaboraron en la recopilación de esta cronoligía.

Comments

comments

Share:
Loading...