NoticiasPortada

Presentan en Guayama estudios sobre cenizas de carbón

Reinaldo Millán

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

Publicidad

   Integrantes de la organización Comunidad Guayamesa Unidas por tu Salud, recibieron el informe del estudio realizado por el director del Departamento de Salud Ambiental, de la Escuela Graduada de Salud Pública, del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, Luis A. Bonilla-Soto, sobre los efectos en la salud de la quema de carbón.

   También recibieron datos basados en sus estudios y observaciones, del catedrático Luis Bonilla, el catedrático Carmelo García y del Dr. Gerson Jiménez, director médico del Hospital Menonita de Guayama.

   Del mismo modo, el presidente de la Fundación Médica del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Dr. Domingo Cáceres, participó el sábado en el centro de actividades de Plaza Guanina, del barrio Jobos, donde también asistieron miembros de la comunidad Miramar, así como estuvieron presentes representantes del Colectivo de Investigación de Comunicación Social (CICSO), con sede en Ponce.

   El Dr. Bonilla resumió el documento, Prevalencia de enfermedades crónicas en las comunidades de Miramar y Puerto de Jobos del municipio de Guayama: un estudio de comunidad por encuesta, que se llevó a cabo durante el mes de febrero del 2018 por medio de una encuesta en las comunidades de Miramar y Puerto de Jobos.

   La experiencia consistió en repetir el estudio que hicieron los estudiantes de bioestadística y epidemiología de la Escuela Graduada de Salud Pública durante su proyecto de investigación del verano del año 2016 liderados por los doctores Gilberto Ramos y Rosa Rosario, con el propósito de determinar si las prevalencias de las enfermedades crónicas encontradas en las comunidades de interés, durante el 2016, habían cambiado en un periodo de dos años.

   El estudio encontró que las prevalencias de todas las enfermedades crónicas encontradas durante el estudio 2016 (enfermedades respiratorias, cardiovasculares, diabetes, piel y cáncer) se incrementaron para el año 2018, excepto los abortos espontáneos. Estos últimos disminuyeron de 21.6 % (en el 2016) a 9.5 % (en el 2018), un 12.1 % por ciento de disminución.

   “Una explicación plausible, para la alta prevalencia de abortos espontáneos en las comunidades de interés de Guayama, para el año 2016, es que para esa época Puerto Rico estaba en plena epidemia del virus del Zika. Precisamente, uno de los efectos secundarios de una infección de dicho virus en una mujer embarazada son los abortos espontáneos”, expresó el Dr. Bonilla.

   Por su parte, el profesor García, en su estudio sobre a Química de la Quema de Carbón, señaló que el carbón de mina o carbón de piedras se produce de material orgánico que, en el proceso de deformación, incorpora metales y minerales.

   La parte orgánica puede quemarse y, por lo tanto, sirve para generar energía eléctrica. Solo que, a este momento histórico de la tecnología, el costo por contaminación ambiental y daños a la salud no justifica su uso.

   “La minería del carbón lleva el liderato en accidentes fatales por sobre otras industrias y está asociada a un sinnúmero de problemas crónicos de salud.  Para comenzar, la minería a cielo abierto destruye bosques y deteriora la cubierta vegetal que protege los suelos, generando inundaciones, erosión y contaminación de los suministros de agua”, expresó García.

   Para el Dr. Jiménez, un ponceño  que se quedó en Guayama desde 1979, señaló que “yo sí puedo dar fe como se ha ido afectando la salud de nuestros compueblanos desde que se estableció esa planta aquí. El Asma y rinitis se ha afectado grandemente. Pocas veces teníamos que colocar a un paciente en un ventilador mecánico. La incidencia de enfermedades crónicas renales es alta. Cada paciente le cuesta en diálisis $200 mil a $300 mil al año”.

   Los miembros de las comunidades guayamesas presentes en el foro, señalaron que son preocupantes los datos obtenidos en los estudios, y señalaron que el pago por patentes municipales no supera el costo de las enfermedades causadas a los ciudadanos.

   Un dato que generó preocuopación fue el hecho de que la Tasa de mortalidad en Guayama más alta que en Fajardo. 14 muertos por cada 100 mil habitantes

(65 años o más). Menos partos y disminución de abortos, mientras las condiciones cerebro cardiovasculares generan  6 muertes por cada 100 mil habitantes, y las muertes por cáncer, 15 por cada 100 mil habitantes.

Comments

comments

Share:
Loading...