NoticiasPortada

Policía municipal de Guayama brinda ayuda a familia de Puente de Jobos

Reinaldo Millán

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

Publicidad

La familia compuesta por Rosa Rivera Márquez, una hija y su hijo Rawdy Martínez Rivera, de 25 años, será más llevadera a partir de esta semana luego de que agentes de la Policía Municipal de Guayama, le brindaran apoyo mediante la construcción de un baño para el paciente de enfefalopatía.

   Y es que ante la condición de Martínez Rivera, su madre, Rivera Márquez, ha tenido que realizar movimientos que requieren una fuerza física superior a la de sus capacidades, y por ende, se ha afectado también su salud.

   Los residentes de la Calle B, del Sector Santa Ana, del barrio Puente de Jobos, pueden ahora tener un mejor nivel de vida gracias a los agentes, Alejandro Martínez, Melvin de Jesús, Ildefonso Pesante, y el inspector José Torres, así como el Comisionado William Martínez Gómez, que quisieron realizar una tarea diferente durante la Semana de la Policía municipal, para expresar su solidaridad con el pueblo y demostrar que no solo son una agencia de ley y orden, sino también de cooperación con la comunidad.

   De hecho, hasta el alcalde Eduardo Cintrón Suárez, se dio la vuelta por la residencia junto a otros ayudantes, y Edda Planadebal, de la Oficina de Servicios al Ciudadano.

   “Este tipo de actividad y compromiso de nuestros agentes e s algo que nos brinda gran satisfacción y expone el sentido humano de nuestra Policía Municipal, es un acto de solidaridad de parte de nuestros agentes había una familia que necesita mucho”, expresó el alcalde.

   “Es de lo más gratificante que puede uno experimentar. Desde el Huracán María muchos empleados se fueron y el que hayan unido en funciones comunitarias, es algo bien bonito, que en la semana de la Policía se fuera esa labor comunitaria, hay que resaltar lo bueno que hacen. Se lo agradecemos enormemente”, agregó.

   Por su parte el comisionado explicó que el baño fue construido en un periodo de 8 días de trabajo, en el que cada agente puso en práctica sus conocimientos en albañilería.

   “ Nos dimos a la tarea de acercar más la Policía. A la comunidad, porque nuestro lema es creando un mejor mañana”, explicó.

   Por su parte, Rivera Márquez agradeció la ayuda para su hijo de 25 años que permanece en su cama debido a su condición, quien se encuentra en espera de una grúa que donará la organización sin fines de lucro. “Estoy sumamente agradecida de ellos, es un alivio que uno tiene en este ajetreo que no es fácil pero que se hace con mucho amor”.

Comments

comments

Share:
Loading...