Salud

OMS publica informe sobre tabaquismo

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

   La Organziación Mundial de la Salud (OMS), en su informe sobre tabaquismo 2018, destaca que el 95,3 por cientode la población de las Américas está cubierta por al menos una política de control de tabaco en su nivel más alto de aplicación de acuerdo con los criterios establcidos internacionalmente.

Publicidad

   El Informe sobre el control del tabaco en la Región de las Américas, 2018 pone de manifiesto que las medidas de control de tabaco están teniendo impacto en la disminución del consumo de tabaco.

   Sin embargo también pone de manifiesto que 12 de países aún no han implementado ni siquiera una de las medidas a dicho nivel.

   En este contexto, el informe resume el avance reportado hasta el 31 de diciembre del 2017 en las seis principales medidas para el control del tabaco priorizadas por la herramienta MPOWER (por sus siglas en inglés): vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención (M)*, proteger a la población del humo de tabaco (P), ofrecer ayuda para el abandono del tabaco (O)*, advertir de los peligros del tabaco (W), hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco (E), y aumentar los impuestos al tabaco (R)?**,  logrando así proveer una imagen regional que detalla no solo los avances, sino aquellas medidas que requieren ser impulsadas.

   El informe además destaca la amenaza expuesta por la interferencia de la industria tabacalera, así como la entrada en el mercado de nuevos productos de tabaco que presentan nuevos y continuos retos para la Región y detalla las acciones a nivel regional que se están tomando para hacer frente a estos retos, como la cooperación sur-sur, el fortalecimiento de la abogacía ciudadana, así como la generación de estudios e investigación con enfoque regional destinados a sustentar la formulación de políticas que velen por la salud pública. Por fin, el informe detalla los compromisos regionales, como la Estrategia y Plan de acción para fortalecer el control del tabaco en la Región de las Américas 2018-2022, adoptado en la Conferencia Sanitaria Panamericana en Septiembre del 2017, el cual tiene como meta una Región 100% libre de humo en lugares cerrados públicos y de trabajo, y en el transporte público y la inclusión de advertencias sanitarias gráficas, grandes, en el empaquetado de los productos de tabaco en todos los países de la Región para el año 2022.

    El tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo. Mata a más de 7 millones de personas al año, de las cuales más de 6 millones son consumidores directos y alrededor de 890 000 son no fumadores expuestos al humo ajeno.

   Casi el 80 por ciento de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios, donde es mayor la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco.

   Los consumidores de tabaco que mueren prematuramente privan a sus familias de ingresos, aumentan el costo de la atención sanitaria y dificultan el desarrollo económico.

   En algunos países, los niños de los hogares pobres trabajan con frecuencia en el cultivo de tabaco para aumentar los ingresos familiares. Esos niños son especialmente vulnerables a la enfermedad del tabaco verde, producida por la nicotina que absorbe la piel cuando se manipulan hojas de tabaco húmedas.

   Un seguimiento eficaz permite determinar la amplitud y el carácter de la epidemia de tabaquismo y la mejor manera de adaptar las políticas. Solo uno de cada tres países, que representan un tercio de la población mundial, hace un seguimiento del consumo de tabaco, para lo cual realizan sistemáticamente, cada cinco años, encuestas representativas entre jóvenes y adultos de todo el país.

   El humo ajeno es el que llena restaurantes, oficinas y otros espacios cerrados cuando la gente quema productos de tabaco como cigarrillos, bidis y pipas de agua. El humo del tabaco contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales se sabe que al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer.

   En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes causa muerte súbita. En las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

    Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos.

    El humo de tabaco ajeno causa alrededor de 890 000 muertes prematuras cada año.

Comments

comments

Share:
Loading...