Portada

Nuestros pobres niños

El panorama cambia según el pueblo pero los menores enfrentan una realidad peor que la de hace unos años

 

Varios funcionarios del Departamento de la Familia (DF) de la región sureste hicieron un amplio análisis de la realidad que rodea la infancia actual y el índice de pobreza que crea varios de los principales problemas que enfrentan quienes serán parte de la generación que nos sucederá.

  Y es que el maltrato, las drogas, el acoso y la influencia negativa de los medios masivos como la internet y redes sociales han creado un panorama donde la cantidad de casos legales han aumentado con relación a lo visto cinco o diez años atrás.

Publicidad

  Maritza Sánchez, Directora Regional del DF en Guayama, acompañada de la Lcda. Maribel Cartagena que colabora con la Administración de Familias y Niños (Adfan), Axel Cosme, Supervisor Regional del Programa de Vida Independiente, Carlos Ríos de la Oficina de Adopción, Anelisa Lebrón de la Unidad Especializada de Emergencias, Omayra Mora que es Directora Asociada de Adfan en Guayama, Carol González Supervisora Regional en Patillas, Brenda Losada, Supervisora Regional de la Administración de Familias y Niños y Maltrato Institucional, Nelly Echandy, Supervisora Regional del Programa de Adultos y Eduardo Cintrón, Director Ejecutivo del Programa de Oportunidades de Desarrollo Socioeconómico expusieron reveladores resultados sobre la realidad infantil y la pobreza.

PATILLAS, ALTO EN MALTRATO BAJO EN SERVICIOS

  González comenzó su evaluación de Patillas, uno de los pueblos del país con mayor índice de pobreza infantil en el país, según un reciente informe y destacó que en efecto, es un pueblo notablemente afectado. “Es un municipio que… es una comunidad bastante rural y a veces se le dificulta tener acceso directo a los servicios del gobierno. Cuando las personas vienen al Departamento de la Famila la situación está ya bastante grave” señaló al reconocer que es sumamente complicado intervenir. “El perfil del maltrato de los niños en Patillas es: la mayor tasa va a maltrato múltiple que me incluye negligencia, violencia doméstica, maltrato físico y abuso sexual. Lo sigue el maltrato emocional que viene acompañado con la violencia doméstica y la negligencia. Hay muchos casos también de salud mental” expresó. El hecho de que la mayoría de los servicios se concentren en la zona Metropolitana dificulta por mucho resolver situaciones en la que se requiere intervención con menores

  “Son personas que vienen con unas necesidades bien marcadas, con mucha deprivación, mucha pobreza y dificultad para accesar los servicios” agregó la funcionaria.

  Preguntada si esa situación geográfica propende a que muchos casos sean ocultados o no resueltos, González reconoció que hay comunidades incomunicadas y familias que residen de forma casi inaccesible, lejos de servicios, principalmente de salud mental.

EN CAYEY LOS NIÑOS EXPUESTOS AL BAJO MUNDO

  Por su parte, en el primaveral pueblo de Cayey, el panorama es algo distinto, tiene mayor accesibilidad a servicios médicos y mentales pero la prevalencia del crimen, el narcotráfico y la drogadicción son los principales problemas que atañen a las autoridades.

  Lebrón, como Consultora de la Unidad de Investigaciones Especializadas de la región, destacó que la mayoría de los casos  de menores en Cayey son por negligencia y por la venta de sustancias controladas. Al ser preguntada sobre la proporción de casos en relación a la población infantil y juvenil de ese pueblo afirmó que es “bastante elevada”.

  Este es uno de las principales tres razones para intervenir con las familias de menores, las otras dos son la exposición de menores a esos ejemplos corruptores por el uso y venta de sustancias y la violencia doméstica “que nos está afectando a nivel de región a grandes escalas”.

AUMENTO EN LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

  La Lcda. Cartagena expuso que “al igual que otro tipo de maltrato se está dando con bastante frecuencia en nuestra región. “La delincuencia se está extendiendo a los menores y nos están ocupando a estos menores, tanto para el uso de ellos en abuso sexual, exposiciones deshonestas, tenemos que utilizar en muchas ocasiones la colaboración del ICE (Immigration and Customs Enforcement, en inglés) para completar las investigaciones, nos los están utilizando para vender drogas, no solo en el ámbito sexual, nos los están utilizando como ‘mulas’ y son muchas situaciones delictivas. Se ha ido expandiendo. Antes se daban en algunas regiones pero se ha ido expandiendo en toda la isla” declaró la abogada.

  Destacó que el acceso y uso de la tecnología ha permitido el desarrollo del abuso de menores. “Tenemos menores de 8 y 10 años con uso infinito e limitado del internet. En muchos casos estos menores están siendo expuestos y no llegan a comprender el alcance de sus actos pero el adulto sí lo entiende y se aprovecha de esta situación” afirmó Cartagena.

  La licenciada comentó que en la región de Guayama los trabajadores sociales tienen una estrecha vigilancia sobre los menores a los que atienden y se interviene de inmediato en casos particulares. Agregó que si bien en otros tiempos el mayor problema con la infancia era la mal nutrición, hoy eso no es un asunto problemático. “Tenemos un aumento significativo y preocupante en términos de la tipología de maltrato que tenemos en estos momentos… la cantidad de menores que tienen que permanecer en el Departamento porque los padres no tienen y no completan la capacidad para poder recuperear a sus menores toda vez que la tipología que se identifica es grave” recalcó Cartagena.

  En ese sentido consideró que en los últimos cinco años el aumento de casos de maltrato infantil ha aumentado en un diez porciento.

  Llama la atención que el “cyberbullying” no es un problema considerable en la región pero en Guayama y Arroyo predominan los casos de salud mental y abuso sexual. “Pero por cada caso que se reporta hay tres o cuatro que no se reportan” agregó González.

CADA VEZ MENOS HOGARES SUSTITUTOS

  Una solución inmediata para sacar a un menor de un ambiente de violencia lo es el hogar sustituto o temporero. El problema es que en los últimos años se han perdido cerca del 50 por ciento de estos hogares y es un problema que se agrava cuando se trata de adolescentes a los que hay que encontrarles un lugar. “Los adolescentes de esta época vienen ya experimentando un tipo de vida social de adulto un poco distinta a lo que quizás era hace 20 ó 30 años atrás… tenemos jóvenes experimentando con otras cosas” dijo Ríos que destacó que la mayoría de los casos son de niños de educación especial.

  Apuntó a la desigualdad social y la pobreza como uno de los factores principales. “La mayoría de los casos que nosotros atendemos no son de la gente rica de este país, ni de los abogados ni de los médicos, son de gente pobre que, como consecuencia de su pobreza son víctimas de la misma y se manifiesta  el maltrato como parte de la falta de educación” expresó por su parte Ríos quien mencionó que la situación no es tan difícil cuando son más pequeños.

  “Necesitamos más personas comprometidas moralmente en la comunidad, gente con conducta intachable que pueda tener destrezas en el área de la crianza o que quiera aprender a adiestrarse para que pueda brindar el servicio para esa población particular” afirmó el funcionario que insistió que se promueve en campañas continuamente por lo que los hogares temporeros familiares son el mayor recurso.

Maritza Sánchez (en el centro) y varios funcionarios del DF

  “Los jóvenes que no están aptos para estar en un hogar temporero familiar por las condiciones de conducta delictiva… existen facilidades especializadas que se encargan de darles tratamiento más específico” dijo al destacar que los hay en Guayama, San Juan y otros pueblos. Ahí se atienden situaciones de conducta y hasta de salud mental y cuentan con suficiente espacio y recursos para ellos.

   En la región se han reportado unos 708 casos en los que ha tenido que intevenir la agencia con la posibilidad de tener que remover menores del hogar. Tiene además un total de 164 casos de cuidado sustituto en los que el DF tuvo que intervenir y remover menores que ya habían sido sacados previamente de su familia original y cuenta con un total de 207 menores bajo cuidado sustituto

El aumento de casos de maltrato infantil es de un 10% en cinco años. Hay un aumento en casos de pornografía infantil y narcotráfico infantil

  Cosme, que atiende a la población entre los 14 a los 20 años y que procura la emancipación de estos jóvenes y su integración a la sociedad agregó que brinda sus servicios tanto en estos recintos como con los familiares donde los jóvenes son reubicados por un tiempo. Ríos agregó que la adopción es viable ya que la reunificación familiar no siempre se puede lograr pero el tribunal siempre tiene control de los procesos.

  Mora indicó que no solo se trabaja con los hogares sustitutos con miras al retorno del menor a su hogar biológico, tambén se atienden los casos de preservación familiar, es decir aquellos en los que no es necesaria la remoción de un menor de su hogar. “Son los casos en los que tenemos que dar un seguimiento contínuo y buscar los servicios más meritorios que requiere una familia para evitar que esos menores sean rescatados y entren al sistema de la agencia” expresó al afirmar que se busca la asistencia de varias agencias para resolver estas situaciones.

MÁS DE LA MITAD DE LA POBLACIÓN INFANTIL: POBRE

  Cintrón, a cargo de lo que ahora se conoce como el Programa de Oportunidades de Desarrollo Socioeconómico de la Administración para el Desarrollo Socioeconómico de la Familia (Adsef) recalcó que su oficina trabaja con “los más pobres de los pobres”.

  “En nuestra región podemos determinar que hay un cincuentaipico por ciento de nivel de pobreza” dijo al comentar que se trata de pobreza considerada común y dentro de esta clase, un 25 por ciento al menos, es de pobreza extrema, lo que implica un cuarto de la población infantil de nuestro sureste.

  Detalló que en Puerto Rico se reparten cerca de $7 millones mensuales en asistencia nutricional o cupones (PAN). “Eso demuestra que sobre el cincuenta por ciento de las familias de esta región reciben beneficios del PAN” apuntó Cintrón. Entre las oportunidades para sacarlos de ese estado, la agencia fomenta el autoempleo, el empresarismo, centros cibernéticos para la niñez, experiencias de empleo subsidiadas por Adsef, por lo que está disponible en su agencia para más información.

   Sánchez concluyó invitando al público a colaborar con el DF y no temer pedir asisitencia. “Tenemos un personal comprometido con el servicio, trabajadores sociales, técnicos, todo el equipo, no importa la esfera han demostrado que tienen compromiso y van más allá de sus límites para tratar de colaborar en la sociedad” enfatizó la Directora Regional.

Comments

comments

Share:
Loading...