Noticias

Nuestra “Última Línea de Defensa”

  Cuando no hay luz, no hay internet, hay una emergencia natural y ni siquiera tienes teléfono, ¿en quién vas a confiar?. Sin duda será en esos voluntarios de las comunicaciones llamados “radioaficionados”.

  Este “hobby” que nació desde los mismos inicios de las telecomunicaciones sigue siendo uno de los más importantes, aunque a veces poco valorados, métodos para mantener contacto con el mundo. La razón es muy sencilla, funciona cuando todo lo demás falla.

  El radioaficionado puede lograr que con sencillos equipos y antenas, pueda dar parte al planeta de lo que ocurre a su alrededor aún si las comunicaciones regulares como radio, televisión e internet tienen problemas. Es además, un entretenido estilo de vida con el que hacer amistades sin mirar fronteras ni culturas.

Publicidad

  Neftalí Ortiz, presidente de la Federación de Radioaficionados de Puerto Rico, destacó que el pasado fin de semana pudieron celebrar un exitoso evento que contó con el apoyo de numerosos “radioapasionados”, así como con el alcalde de Guayama, Eduardo Cintrón, a quien agradeció, así como al Director de Obras Públicas municipal, Ramón Conde, Ángel Rodríguez, al Comisionado de la Policía Municipal, Daniel Colón, a los policías municipales, funcionarios de Manejo de Emergencias, Sydney Duprey de Recreación y Deportes, Víctor Rodríguez y a Janice Pérez y Carlos Echautegui legisladores municipales.

Destacó la importancia de contar con este grupo de voluntarios. “En caso de que surja un desastre o un fenómeno atmosférico y que las comunicaciones en Puerto Rico colapsen, no hay manera de que tú te puedas comunicar con un familiar tuyo fuera de Puerto Rico… nosotros en cuestión de minutos hacemos una instalación de antena mientras el gobierno tardaría semanas en volver al aire” comentó Ortiz.

  Contrario a lo que se pueda pensar, con la llegada del internet, la afición por esta práctica ha aumentado y constantemente se está dando clases para preparar a más radioaficionados. “Hace unos años estábamos hablando de que había más de 4 mil aficionados. Ya hay más de 5 mil aficionados autorizados por la FCC (Comisión Federal de Telecomunicaciones, por sus siglas en inglés) con licencia” mencionó Ortiz.

  El vicepresidente de la federación, Andrés Vázquez afirmó que esta labor es un entretenimiento que puede convertirse en una estación activa durante emergencias, pero el resto del tiempo “lo que hacemos es intercambiar tarjetas como hacen muchas personas. Yo hago contacto con todos los países y ellos me envían tarjetas que actualmente las estamos recibiendo electronicamente. A base de esas conecciones haces muchos certificados” explicó Vázquez. Los contactos se registran y permiten amistades duraderas a larga distancia. Durante sus charlas internacionales suele hablarse de muchos temas personales y culturales, siempre que se cumpla con las reglas de la FCC en las que no se puede tocar temas de política partidista, religión ni usar la señal para vender anuncios comerciales.

  Por experiencia, también se encuentran con personas agobiadas por situaciones particulares o de salud y muchas veces se permite que haya apoyo para quienes lo necesitan.

Otro servicio que dan los radioaficionados principalmente es la colaboración con las autoridades policíacas en cuanto a la ayuda para la cordinación de eventos y la atención o prevención de situaciones delictivas, así como de situaciones como problemas con la naturaleza en sectores como sucede con los incendios de pastos en estos meses de sequía.

  Entre los aficionados podrá encontrar profesionales como médicos y abogados que toman de su tiempo libre para disfrutar del placer de charlar con el resto del planeta.

  El grupo invitó a más ciudadanos a pertenecer a esta organización y compartir la pasión de convertirse en un “KP-4” contactándolos mediante su página oficial www.frapr.org

B7Zwy2w  Esta nota aparece en la edición impresa de El Regional.

Comments

comments

Share:
Loading...