NoticiasPortada

No se detienen los piquetes contra las cenizas de carbón

Reinaldo Millán

redaccion@elregionalpr.com

   Manifestantes de Guayama, Salinas, Arroyo, Yabucoa, Toa Baja, Guayanilla, Peñuelas y otros municipios lograron atravesar una barricada establecida por la Policía de Puerto Rico, para impedir que accedieran a través de la carretera 7007 de Guayama, hacia las inmediaciones de la planta de carbón que opera la empresa AES.

Publicidad

    Lo activistas de la Resistencia contra la quema de Carbón y sus Cenizas tóxicas (Resistencia RCC), denunciaron el daño a la salud y la contaminación producida por la quema de carbón en Puerto Rico.

    Inicialmente montaron un piquete en la PR 3, a la entrada de la carretera 7007 que conduce hacia la planta de carbón, pero la Policía colocó unas barricadas para que no cruzaran.

   Luego de que los agentes destacados impidieran el paso, los manifestantes lograron cruzar el perímetro0 hasta llegar a las inmediaciones de la planta AES, donde policías y vigilantes privados observaban.

   Al lugar llegó la exsenadora María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño, quien fuera arrestada en 2017 por realizar desobediencia civil frente al vertedero industrial de Peñuelas, para detener el paso de camiones con el producto Agremax, que es un componente de cenizas con líquido.

   En el 2017, en esta área se dieron fuertes encontronazos entre activistas y la policía, incluyendo la fuerza de choque, durante los operativos que realizó el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares, para proteger a la carbonera AES y escoltar los camiones que movilizaron miles de toneladas de cenizas tóxicas hacia vertederos en Peñuelas.

Para esta ocasión, al comienzo de la actividad de este sábado, la manifestación fue dedicada al recién fallecido activista y profesor José “Pepo” Hernández de Peñuelas, quien fue el autor de la resolución de rechazo al depósito de cenizas en Peñuelas aprobada por la legislatura municipal. A esa resolucion siguieron otras en más de 40 municipios hasta que el Tribunal las invalidó.

   A la actividad llegó el expresidente de la  Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ricardo Santos, quien condenó la tentayiva de la Policía de Puerto Rico de cerrar el paso a los manifestantes y “decir dónde y cuándo es que se tiene que protestar”, por considerarlo inconstitucional.

   También participaron miembros del Colegio de Médicos, el Campamento contra las cenizas de Peñuelas, el Comité Diálogo Ambiental de Salinas, la Federación de Maestros, la Iglesia Fuente de Vida de Guayama, Toabajeños en Defensa del Ambiente, la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (UNETE), y la Alianza Comunitaria y Ambiental del Sureste (ACASE).

    Juan Camacho, en representación de Toabajeños en Defensa del Ambiente, señaló que “la solidaridad entre los pueblos y las comunidades es lo que logra la victoria en las luchas”.

   Por su parte, el exjugador de la selección nacional de Voleibol, Orlando Flores, quien se ha unido a la lucha tanto en Peñuelas, Humacao y Guayama, así como en otras localidades, señaló que “es un contrasentido y una acción clasista que se multen sin contemplaciones a comunidades pobres que cuentan con pozos en el acuífero del sur pero se arrastren los pies contra las grandes empresas como AES que contaminan las aguas subterráneas”.

    También estuvo presente la candidata a Comisionada residente en las pasadas elecciones, por el  Partido del Pueblo Trabajador, Mariana Nogales, y la abogada especializada en Derecho Ecológico y Justicia Ambiental, Ruth Santiago.

    En un momento dado, los activistas se movilizaron hacia las vallas que la policía había colocado en el camino público que lleva hasta la planta de carbón. Pero los agentes policiacos en el lugar, no pudieron detener la avalancha de personas que continuaron su camino hasta llegar al área de la empresa AES.

   Allí, mientras la policía y guardias de seguridad de AES se apostaron en los terrenos privados de la instalación carbonera, los activistas continuaron con su piquete en el camino público.

   Los organizadores de la actividad aprovecharon para leer cartas de apoyo enviadas desde Colombia, de parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Carbón (Sintracarbon) y la Fuerza de Mujeres Wayuu; Estados Unidos, de parte de la organización Diáspora en Resistencia; y de Puerto Rico, de parte del padre Obispo Rubén Antonio González Medina, de la Iglesia Católica de Ponce.

   El mensaje final estuvo a cargo de miembros de la organización Comunidad Guayamesa Unida por tu salud, quienes reafirmaron los reclamos de que se cierre la planta de carbón, se remueva toda la montaña de cenizas tóxicas y de carbón que mantiene la empresa a la intemperie, se monitoree y se limpien las áreas donde se han depositado cenizas tóxicas en 14 municipios, el gobierno detenga cualquier negociación con AES y se le adjudique responsabilidad a la empresa por el envenenamiento de la salud de los vecinos de Guayama.

Comments

comments

Share:
Loading...