Columnas

Las secuelas emocionales de un huracán

Por: Jorge Almodóvar Capielo*

Para El Regional

  Cuando ocurren desastres naturales como los huracanes, la prioridad es la seguridad física, pero después de las gestiones iniciales relacionadas con la emergencia, la cobertura de los medios se desvanece y la atención pública cambia, es cuando el proceso de recuperación realmente comienza a tomar forma. Para los afectados, eso puede llevar meses y años.

Publicidad

  Las enfermedades mentales como el trastorno de estrés postraumático (TEPT), la depresión crónica, la ansiedad y la adicción salen comúnmente a la luz, semanas y meses después de un evento traumático. En el caso del huracán María no es la excepción

Los sobrevivientes de eventos traumáticos pueden comenzar a experimentar diversos trastornos emocionales tales como: Trastornos de ansiedad, depresión, Cambios en sus relaciones interpersonales, Irritabilidad, cambios de humor, aislamiento, problemas para dormir, confusión, entre otros.

Frente a la destrucción y la desesperación, es necesario que las personas se tomen el tiempo de llorar sus pérdidas y que  se creen espacios seguros para que las personas puedan ventilar abiertamente sus emociones y sentimientos. El simple hecho de ser consciente de los efectos psicológicos causados ​​por el huracán y saber cómo responder de manera apropiada puede marcar una gran diferencia.

thought-2123970_1920  Los primeros auxilios de salud mental irán dirigidos a enseñar a las personas, cómo reconocer y responder a los síntomas de problemas de salud mental. Es necesario reunir y fortalecer a las comunidades a través de conversaciones dedicadas a orientar sobre lo que es la salud mental y lo que no lo es.

  Si experimenta algunos de estos síntomas de alteración emocional, es importante buscar ayuda profesional.

*MSW

Trabajador Social Clínico y

Consejero Terapéutico en Adicciones

jalmodovarpr@gmail.com – (787) 347-9815

Comments

comments

Share:
Loading...