Columnas

La vocación del maestro

Por Caroline López Texidor

Representante A.M.P.R.

Para EL REGIONAL

Publicidad

  La Profesión del Maestro es sinónimo de vocación.En esta profesión no hay otra remuneración que no sea la determinación de servicio.    

    Es esta misma vocación lo que los motiva a influir positivamente en la vida de otros transmitiendo sus conocimientos  con el fin de aportar en la formación de un ser humano que sea independiente,  con los conocimientos y valores necesarios para aportar a nuestra sociedad.

   Algunos valores son la honestidad, el respeto, la  solidaridad y lealtad, entre otros.Estos  valores se aprenden y se practican en el entorno en la cual se desarrolla el ser humano. En el hogar se aprenden sobre los mismos ya sea por modelaje o la enseñanza de estos a través de sus padres y familiares cercanos. Mientras que en la escuela se pone en práctica al interactuar con sus pares, maestros  y demás personal de la comunidad escolar.Lamentablemente son los maestros los que se enfrentan a todas las situaciones que conlleva la falta de valores en la sociedad.

    Para  los maestros es  cada vez  más común atender en sus salas de clases estudiantes que carecen de valores por la ausencia de los mismos en su entorno familiar.Esto tiene por resultado  un ambiente negativo que  termina afectando el proceso de enseñanza.Sobre esto, el Departamento de Educación se hace de oídos sordos al no ofrecer el apoyo necesario al maestro y peor aún haciéndolo responsable de ésta y otras situaciones.Como dice el refrán: la soga parte por lo más fino.

   Recientemente fuimos testigos a través de un video compartido en las redes sociales y  la Prensa  de cómo un estudiante se enfrenta a su maestro ya que quería abandonar su salón de clases. Leí en algunos titulares :”Maestro agrede a estudiante”.Inicialmente se victimizó al estudiante mientras se intentaba penalizar y juzgar nuevamente al Maestro. Ver ese video una sola vez  fue suficiente para indignarme.Resalta cómo el estudiante empujaba y se le enfrentaba a su maestro que en un momento decidió retroceder temeroso por su  seguridad mientras los demás estudiantes gritaban y reían viendo la situación. La Asociación de Maestros de P.R he apoyado a muchos maestros que han pasado por  situaciones similares ante la ausencia de solidaridad de su patrono.

   Como muchos de ustedes, yo soy de la generación en la cual nunca vimos a nuestros padres quitarle la autoridad a un maestro , al contrario, les daban el visto bueno para aplicarnos las reglas del salón y enseñarnos lo que es el respeto. Cómo olvidar a nuestra amiga Catalina!.Aunque algunos podrían pensar que nuestros maestros eran muy fuertes, nadie pone en duda que esa disciplina tuvo buenos resultados.

    El salón de clases siempre ha sido   el reflejo de la sociedad en micro.La realidad es que ya en muchos hogares no sé le da prioridad a la enseñanza  de los buenos valores sino que se le dà màs importancia a los bienes materiales y a aparentar lo que no es.Son los Maestros los que se enfrentan a las diversas situaciones que aquejan a toda una sociedad día a día. Esto no lo hace ningún profesional de este paìs.

Mis respetos a ustedes los Maestros , son de admirar.

Comments

comments

Share:
Loading...