Portada

La declaración de Zona Histórica en Guayama cumple su Aniversario de Plata

Foto por Alex David Pérez

Municipio llevará a cabo celebración cultural para recordar leyes que permiten al casco urbano mantener su proyección tradicional casi intacta

  Aunque la historia de Guayama contiene innumerables hitos a su haber en sus cientos de años de existencia, un hecho reciente en particular, marca un antes y un después en su legado cultural y arquitectónico.

  Se trata del momento en que su casco urbano fue declarado como Zona Histórica y de eso se cumplen en este mes sus primeros 25 años. Esta declaración, en documento y a viva voz sirvió para marcar una línea que el modernismo incesante debe respetar y que es la preservación de lo que hace que Guayama sea, bueno, Guayama.

  La importancia de un paso como tal radica en la preservación de aquello que la hace única y que debe continuar así por tiempos indefinidos para que la identidad del pueblo no se pierda y que sea positivo para futuras generaciones.

Publicidad

El alcalde de Guayama, Eduardo Cintrón, la Arq. Diana Luna y el ex alcade de Guayama Héctor “Güi” Colón

  Por aquel entonces, el alcalde lo era Héctor “Güi” Colón Mendoza, quien estuvo presente para apoyar el recordatorio. También la arquitecto Diana Luna, natural de Guayama fue pilar en el trabajo que conllevó la restauración del centro urbano y que se mantiene colaborando con la presente administración. La tesis de maestría de la arquitecto fue precisamente dedicada a este tema y sirvió de modelo para la declaración de Zona Histórica.

  Es por esta razón que el alcalde de Guayama, Eduardo Cintrón, anunció una serie de eventos que se llevarán a cabo con motivo de esta celebración y que comenzaron este 10 de julio con una Casa Abierta en la Casa Luis Palés Matos. “Es un pueblo único y vistoso. Queremos que la gente y futuras generaciones lo puedan preservar” dijo el Ejecutivo Municipal que recordó su proyecto de pintura de las fachadas de las residencias que desarrolló durante los pasados cuatro años en las calles del pueblo y su énfasis en la limpieza de las calles y aceras.

  El alcalde también destacó a la ex vice alcaldesa de Guayama Socorro Figueroa y a Nancy Figueroa Tarráts que fue la primera empleada de la oficina de la Zona Histórica y hoy funge como secretaria municipal. También se ha reconocido a colaboradores como el Dr. Alexis Tirado, la Prof. Nora Cruz y al Arq. Jorge Ortíz Colón, entre otros.

  Cintrón reconoció que hubo varias leyes durante el siglo 20 para preservar zonas históricas turísticas pero enfocaban mayormente al Viejo San Juan, hasta que en 2002 se designó la primera inversión para la revitalización gubernamental de 18 cascos urbanos y conllevó incentivos para propietarios que quisieran colaborar con las mejoras a sus viviendas.

  Mantener las fachadas como se idearon hace decenas de años, sin embargo, no es cosa sencilla. El alcalde apuntó que muchas viviendas pertenecen a sucesiones o no se encuentra evidencia de quienes fueron sus propietarios por lo que la cantidad de viviendas abandonadas es un dolor de cabeza. “Hay casas que se han podido restaurar pero lo que queremos es eliminar, por un lado, lo que se ha convertido en estorbo público, y ese es el gran reto… pero mantener al menos las fachadas de esa estructura.

  Además, hasta un 65 por ciento de las viviendas en el sector urbano son hechas en madera, que sufren un deterioro más notable. Además, solo hay 12 zonas históricas decretadas así por ley en Puerto Rico.

  Por su parte el ex alcalde de Guayama, Héctor “Güi” Colón Mendoza rememoró que “hubo que hacer muchas gestiones… con la Junta de Planificación, con Fortaleza, qué no tuvimos que hacer para conseguir que a Guayama se le permitiera ser una Zona Histórica”. Bajo su mandato se arreglaron varias viviendas pero siempre siguiendo el diseño original ni que se eliminara. “Había reglamentos… la persona que violaba se le cogía y se denunciara” dijo al elogiar que Cintrón haya continuado con la protección de esta idea.

  La Zona Histórica de Guayama esta oficialmente delimitada por el río Guamaní, al oeste, al norte y este por la montaña y al sur por la Hacienda Vives. “Guayama tuvo la peculiaridad que se diseñó y que tomaba todo ese período y se fue construyendo, respetando, según fue diseñado y al día de hoy permanece intacto entre el siglo 19 y el siglo 20” explicó la arquitecto Luna. Notó que sin embargo, sí se perdió parte de la zona histórica con la construcción del residencial Carioca que llegó con la demolición de viviendas tradicionales. “Eso no se debe repetir. Se demolieron unos ocho bloques originales del pueblo y se sustituyó por el residencial” acotó la arquitecto que indicó que ahora está prohibido que se consoliden bloques urbanizados en esta parte de Guayama. El alcalde agregó que otro edificio moderno detrás de la iglesia Católica también rompe con las características tradicionales.

  Una característica del diseño de las casas son los “medio puntos” que dividen la sala y comedor hechos con madera y que distinguen sus viviendas de las de otros pueblos grandes. Además, la arquitecto Luna apuntó que “la educación era bien importante en Guayama, desde el siglo 18 y 19 todas las escuelas son las únicas que rompen con ese cuadriculado perfecto y están ubicados en el centro y eje de alguna calle” destacó al poner como ejemplo a la escuela Cautiño que alinea a la perfección con la calle Ashford.

  Entretanto Cintrón destacó la ordenanza proclamada por el ex alcalde Colón Mendoza para la protección del casco urbano y mencionó que ahora le corresponde a él trabajar con mantener la conciencia ciudadana para que siempre cuide y le de valor a la cara tradicional de su pueblo. Pidió además a la arquitecto que trabaje en la restauración de lo que fue el teatro Bernier en la calle Baldorioty aunque sea en su fachada y que se coloque una tarja conmemorativa.

  Esto se intentaría hacer en otros lugares del pueblo que tienen valor histórico particular. Reclamó también el ejecutivo municipal, que el Departamento de Educación considere impulsar una ley para que se incluya en los currículos de estudio, lo que es la historia del pueblo en el que se habita ante la cantidad de personas desinformadas sobre las figuras históricas por las que muchas calles y estructuras están bautizadas e ir mucho más allá de un folleto que ya el municipio ha preparado como modo de orientación a los visitantes. “Es importante que los estudiantes conozcan porque si no se pierden” recalcó Cintrón.

Comments

comments

Share:
Loading...