CulturaNoticias

Irma Bruno se reencuentra con sus raíces brujas

Por Luis Ernesto Berríos

Para El Regional

  Emocionada y muy feliz con su visita al pueblo que la vio crecer, Guayama, se encuentra la cantautora Irma Bruno.

Publicidad

    La pelirrubia vocalista hizo un recorrido por distintos lugares públicos de su pueblo natal, en días pasados.

    Su primera parada fue en la plaza de recreo, Cristóbal Colón, considerada una de las plazas más limpias y bonitas de Puerto Rico.

    ‘’Los primeros recuerdos de mi querido pueblo de Guayama, son de la casa de mi abuela Matilde Bird, que en aquel entonces vivía cerca de esta famosa plaza. Ella me cuidaba desde muy pequeña mientras mi madre trabajaba’’.

    ‘’Tocaba el piano como una profesional y me daba un concierto diario de danzas puertorriqueñas, valses y cuplés. Casi siempre yo era su único público, era un privilegio. Luego se mudó a Magueyes y estuve a su lado hasta mi adolescencia. Era muy espiritual, dulce, cariñosa y hacía unos postres riquísimos. Nunca la olvidaré, a ella le dediqué el tema ‘Música’ que aparece en mi nuevo disco’’, aseguró.

    A medida que se adentraba a la ‘’ciudad bruja’’, la talentosa artista deshojaba gratos recuerdos de su infancia.

    ‘’Mis padres vivieron un corto tiempo en las afueras del pueblo, Las Mareas, cerca de la playa. Luego se mudaron a Guayama. Vivimos en varias casas en mi pueblo. Recuerdo una en la Calle Hostos que era muy antigua y tenía un ático donde ponía mi casa de muñecas. Mi madre fue y es la luz de mis ojos. Tan bella con sus ojos verdes, cariñosa y sobre todo luchadora. Se convirtió en tremenda vendedora y tuvo su propio negocio: una tienda de ropa y zapatos que se llamó ‘Casa Irma’. Luego se dedicó a vender anuncios en la radio y fue muy exitosa’’.

   ‘’Mi padre, José Antonio Bruno, era considerado un genio. Era inventor y se adelantó a su tiempo. Hizo una pantalla gigante con muchas luces. Con las luces escribía anuncios. Mi prima Violeta de la Mata fue una pianista famosa que recorrió Europa con su talento. Tocaba piano a cuatro manos con Rosita Casanova’’, añadió Bruno.

   Uno de los lugares que más emoción le provocó fue la Casa Cautiño, ubicada frente a la plaza de recreo.

  ‘’Fueron muchas las veces que vine aquí a ver a mi ‘Titi Monsy’. Ella era hermana de mi abuelo paterno, José Antonio Bruno, el esposo de mi abuela. Titi Monsy tenía un cariño especial por mi abuela y le regaló una casa cuando más la necesitaba. Me pagaba las clases de piano y lo tocaba para mí, era un privilegio. Era una persona muy generosa. Los sábados siempre había una fila de personas muy pobres pidiendo una ayudita. Ella nunca dijo que no’’, recordó.

   Bruno se encuentra promocionando su nuevo disco ‘’Oye Mi Voz’’,  producido por Roberto Figueroa, el mismo está disponible en el mercado.

   ‘’Las canciones que aparecen en el disco son de mi autoría. Roberto las escuchó y le encantaron, de inmediato le hizo los arreglos para mis presentaciones. Así fue cómo surgió esta nueva producción, que me tiene apasionada porque es un canto de paz y armonía’’, manifestó.

‘’Oye Mi Voz’’ contiene ocho temas: Música, Oye mi voz, título del disco, Señor no tengo quejas, Lluvia en mis ojos, Dónde estás?, Contigo corazón, contigo, Amor incondicional y Dónde estarás tu?

   Bruno anhela presentarse en la plaza pública de su pueblo y reciprocar con canciones la generosidad que ha recibido de su gente.

   ‘’Me encantaría cantarle a mis compueblanos, compartir con ellos y obsequiarle con mi música tanto amor y cariño’’, sostuvo.

   La polifacética artista mantiene su oficina privada como psicóloga y trabaja mayormente con niños.

Comments

comments

Share:
Loading...