Salud

Infección por Cronobacter

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

   Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, advirtieron que enfermarse por Cronobacter no es algo que ocurra con frecuencia, pero las infecciones en los bebés pueden ser mortales. Sepa qué medidas puede tomar para proteger a su bebé y que no se enferme.

Publicidad

   Cronobacter* sakazakii, anteriormente conocido como Enterobacter sakazakii, es un microbio que se encuentra de forma natural en el ambiente. Estos microbios pueden estar presentes en los alimentos secos, como la fórmula en polvo para bebés, la leche en polvo, los tés de hierbas y los almidones. Cualquier persona puede enfermarse por Cronobacter, pero las infecciones ocurren con más frecuencia en los niños.

   Una enfermedad rara, pero grave en los bebés. Las infecciones por Cronobacter son raras, pero pueden ser mortales en los recién nacidos. En los bebés, estas infecciones generalmente se producen en los primeros días o en las primeras semanas de la vida. Entre cuatro y seis casos se notifican a los CDC cada año, pero esta cifra podría no reflejar la verdadera cantidad de casos de enfermedad porque a los departamentos de salud estatales no se les exige que notifiquen las infecciones por Cronobacter.

   Las bacterias Cronobacter pueden causar una infección peligrosa de la sangre (septicemia)* o hacer que se inflame el revestimiento que cubre el cerebro y la médula espinal (meningitis)*. Los bebés de 2 meses de edad o menos tienen más probabilidad de presentar meningitis si se enferman por Cronobacter. Otros bebés que tienen más probabilidad de enfermarse son los que nacieron prematuramente y los que tienen menor capacidad para luchar contra los microbios y las enfermedades debido a una afección o un tratamiento médico, como la quimioterapia contra el cáncer.

   El primer síntoma de infección por Cronobacter* en los bebés suele ser fiebre, acompañada de problemas con la alimentación, llanto o muy poca energía. Si un bebé tiene estos síntomas, debe llevarlo al médico.

La lactancia materna ayuda a prevenir muchos tipos de enfermedades en los bebés.

Siga estas 5 directrices para proteger a su bebé de la infección por Cronobacter:

1. Lactancia materna. Amamantar* es una de las mejores cosas que puede hacer para la salud y el desarrollo de su bebé. Entre los beneficios está la prevención de diferentes tipos de infecciones, como las respiratorias y las de oído. Se han notificado muy pocos casos de infecciones por Cronobacter en bebés que han sido alimentados solo con leche materna.

2. Limpie, desinfecte y guarde de manera segura los artículos que use para la alimentación del bebé y las partes de los extractores de leche materna. Usted puede ayudar a prevenir la contaminación con microbios y a mantener segura la leche con que alimenta a su bebé si limpia, desinfecta y guarda cuidadosamente:

Los biberones.

Los otros artículos que usa para la alimentación.

Las partes del extractor de leche materna.

Para obtener información detallada, consulte Cómo limpiar, desinfectar y guardar los artículos que usa para alimentar a su bebé,* Cómo mantener limpio el extractor de leche materna:  Lo esencial,* y Cómo mantener limpio el kit del extractor de leche materna: La ciencia detrás de las recomendaciones.*

Padre le da un biberón a su bebé.

Si le da a su bebé fórmula en polvo, hay cosas que usted puede hacer para protegerlo y que no se enferme.

3. Considere usar fórmula en líquido cuando sea posible. Si su bebé consume fórmula, considere usar fórmula que se venda en líquido en lugar de en polvo. Esto es especialmente importante cuando su bebé tiene menos de 3 meses de edad, o si nació prematuramente o tiene el sistema inmunitario debilitado.

   No se necesita calentar la fórmula antes de dársela al bebé, pero a algunas personas les gusta calentar el biberón. Si usted decide calentar el biberón, nunca use un horno de microondas. Los hornos de microondas calientan la leche y los alimentos de forma despareja, lo que deja partes más calientes que le pueden quemar la boca y la garganta a su bebé.

Para calentar el biberón, colóquelo bajo agua corriente tibia, con cuidado para que el agua no entre al biberón ni caiga sobre la tetina. Ponga un par de gotas de fórmula en el dorso de su mano para ver si está demasiado caliente.

4. Prepare fórmula en polvo para bebés de manera segura. Asegúrese de que la fórmula no esté vencida y que el envase esté en buenas condiciones. Mantenga limpias la tapa y la cuchara medidora de la fórmula en polvo y cierre los envases lo antes posible. En la mayoría de los casos, es seguro mezclar la fórmula en polvo para bebés si sigue las instrucciones del fabricante. Sin embargo, si su bebé tiene menos de 3 meses de edad, nació prematuramente, o tiene el sistema inmunitario debilitado, quizás debería tomar las siguientes medidas adicionales para protegerlo de una infección por Cronobacter:

Hierva el agua y deje que se enfríe hasta alcanzar una temperatura de no menos de 158 °F (70 °C) antes de verterla en una taza de alimentación con tapa o un biberón.

El agua debería enfriarse hasta alcanzar esta temperatura dentro de 30 minutos después de hervir.

Añada la cantidad exacta de fórmula que se indica en el envase y sacuda cuidadosamente el biberón, en lugar de revolver para mezclarla.

Inmediatamente enfríe la fórmula hasta que alcance la temperatura del cuerpo, para asegurarse de que no esté demasiado caliente antes de alimentar a su bebé. Ponga el biberón preparado con tapa debajo del agua fría o sobre hielo. No deje que el agua que usa para enfriar entre al biberón o caiga sobre la tetina.

Antes de alimentar al bebé pruebe la temperatura de la fórmula poniendo unas gotas sobre su muñeca para ver si está demasiado caliente.

Utilice la fórmula dentro de las 2 horas desde su preparación. Si el bebé no se toma toda la fórmula del biberón, deseche la que quede. Si no tiene previsto usar inmediatamente la fórmula preparada, refrigérela enseguida. Use la fórmula refrigerada dentro de 24 horas.

Lavado de manos. Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón, especialmente después de ir al baño o de cambiar pañales.

5. ¡Mantenga las manos limpias! Siempre lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón en los momentos clave:

Antes de preparar y de darle la fórmula u otros alimentos al bebé.

Antes de tocarle la boca al bebé.

Antes de tocar el chupete u otros objetos que el bebé se lleva a la boca.

Después de ir al baño o de cambiar pañales.

Si no tiene agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos 60 % de alcohol (verifíquelo en la etiqueta del producto). El desinfectante de manos con al menos 60 % de alcohol mata las bacterias Cronobacter, pero lávese las manos con agua y jabón lo antes posible después de usar el desinfectante. Esto se debe a que el desinfectante de manos no mata todos los tipos de microbios y puede que no sea tan eficaz si las manos están visiblemente sucias o engrasadas. También es importante que mantenga limpios todos los objetos que entran a la boca del bebé (como los chupetes y juguetes para la dentición).

No solo los bebés. Las bacterias Cronobacter también pueden causar diarrea e infecciones de las vías urinarias en las personas de todas las edades. La infección puede ser grave en las personas mayores y en las que tengan el sistema inmunitario debilitado a causa de otras enfermedades o afecciones.

Comments

comments

Share:
Loading...