BaloncestoDeportes

Guabina Gutiérrez fue un gigante del básquet insular

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

Los restos mortales de Tomás “Guabina” Gutiérrez Ferrer descansan en el cementerio de Guayama, la ciudad que lo vio nacer, y en la que pasó sus últimos días.

Publicidad

Gutiérrez fue una leyenda del baloncesto insular, al formar pareja ofensiva con el Jeep Pachín Vicéns. Considerado como uno de los mejores jugadores defensivos y ofensivos, en el 1961 fue el Jugador más Valioso de la liga y escolta del mejor armador de la época, Juan “Pachín” Vicéns. Exaltado a la Galería de los Inmortales del Deporte Ponceño en el 1985

Se habla de esa dupla como una de las mejores del deporte de las canastas en Puerto Rico.

“Tomás Gutiérrez nació en el pueblo de Guayama el 29 de diciembre de 1940. Desde niño viene a residir a Ponce en el barrio Portugués donde comenzó a desarrollarse en los deportes, especialmente en el baloncesto. En el barrio Portugués se encontraba una de las canchas más importantes de la ciudad.

Su primera actuación fue jugando en los torneos Biddy de la Barriada Ponce De León donde tuvo una brillante actuación”, expresó Héctor Ortiz, director del Museo Francisco “Pancho”Coímbre.

Gutiérrez participó en todas las categorías de baloncesto hasta que en el año 1958 empieza a jugar con los Leones de Ponce hasta el 1970 y luego un año con Mayagüez. Figura clave de los Leones de Ponce desde el 1957 hasta el 1971.

Perteneció al equipo nacional de Puerto Rico y fue un jugador importante en una gran cantidad de competencias internacionales, dos Olimpíadas (1964 y 1968), dos Mundiales, dos Juegos Panamericanos (1963 y 1967), Centrobasket, Centroamericanos (1962) y Serie del Caribe (1958).

En su histórica carrera de 16 temporadas en el Baloncesto Superior y Equipo Nacional, en 11 anotó en doble dígitos, se retiró con 3,673 puntos, ganó 5 campeonatos (1960, 1961, 1964, 1965, 1966) y 4 subcampeonatos (1958, 1962, 1963, 1967).

Comments

comments

Share:
Loading...