Columnas

Escritura desordenada

Por Dra. Damalin Judith Díaz Suárez
Para El Regional

Saludos padres, sé que muchas veces nos preocupamos por la escritura de nuestros hijos y las dificultades con las habilidades motoras.

La escritura desordenada en niños mayores puede ser una señal de dificultades con las habilidades motoras. Una escritura deficiente puede afectar el aprendizaje y la autoestima. Existen muchas maneras de ayudar a los niños a mejorar la escritura a mano.

Publicidad

La mayoría de las personas espera que los niños pequeños escriban desordenadamente. Después de todo, aprender a trazar letras y colocarlas correctamente en una página para formar palabras y oraciones es un proceso. Se requiere tiempo y práctica para que los niños sean capaces de hacerlo bien. Pero ¿y si su hijo continúa teniendo dificultades con la escritura a mano mucho después de que otros niños la dominan? A medida que los niños crecen, algunos padres y maestros podrían considerar que la escritura desordenada es una señal de pereza. Pero a menudo se debe a problemas con las habilidades motoras. A veces estas dificultades pueden ser tan grandes que la escritura va más allá de ser desordenada: es ilegible. Y eso puede tener un gran impacto en el aprendizaje. Averigüe más acerca de los desafíos con la escritura a mano y las maneras de ayudar a mejorar esas habilidades en su hijo. Qué podría estar viendo: La escritura a mano depende de una serie de pequeñas habilidades. Cuando los niños tienen problemas con estas habilidades, el resultado puede ser una escritura que es desordenada y difícil de leer. Estas habilidades son: formar letras, colocar letras y palabras en la página, Hacer las letras del tamaño correcto, Espaciar letras y palabras, Sostener y controlar un lápiz, Sostener el papel con una mano mientras escribe con la otra, Aplicar la cantidad adecuada de presión sobre el papel con la herramienta para escribir, Mantener la posición del brazo y postura correctas para escribir. Si usted observa cuidadosamente, podría ver el tipo de errores que pueden resultar de estas limitaciones. Los errores comunes incluyen: Letras escritas de abajo hacia arriba, en lugar de arriba hacia abajo, Letras escritas con demasiados trazos o trazos mal colocados, Palabras y oraciones por encima o por debajo de la línea, Palabras u oraciones escritas con demasiada o con muy poca inclinación, Letras y palabras espaciadas irregularmente o sin espacio entre ellas y algunas letras más oscuras y otras más claras.
Los problemas con la escritura a mano pueden aparecer en el preescolar, cuando los niños pueden tener dificultad para agarrar adecuadamente el crayón para dibujar. Y en algunas personas, las dificultades pueden persistir hasta la edad adulta. En su gran mayoría, los adultos pueden evitar la escritura a mano usando la tecnología. Pero para los chicos en la escuela, los problemas con la escritura a mano pueden realmente ser un obstáculo en el aprendizaje. No solo lo que escriben a menudo es difícil de leer, también el acto de escribir puede ser muy lento. Puede que obtengan bajas calificaciones o no terminen los deberes o exámenes debido a ello. Además, tener este tipo de dificultades de forma tan visible frente a sus compañeros de clase puede afectar la autoestima y la motivación.

¿Qué causa los problemas con la escritura a mano? Una serie de dificultades pueden afectar la escritura a mano. Algunas de estas dificultades a menudo coexisten. Estas incluyen: Trastorno del desarrollo de la coordinación. Los niños con este trastorno, conocido en inglés por las siglas DCD, tienen habilidades motoras limitadas. Estas pueden incluir las habilidades motoras finas, las habilidades motoras gruesas y la planificación motora. Estas destrezas son necesarias para sostener y controlar un lápiz, una pluma, un crayón, aplicar la adecuada cantidad de presión, y formar letras y otras formas. Los niños deben ser capaces de planificar los pasos necesarios para escribir las letras en las palabras, oraciones y párrafos. También necesitan colocar correctamente la muñeca, el brazo y el cuerpo. Ser capaces de hacer esto les permite escribir sin poner demasiada tensión en sus músculos. Digrafía. Este término se refiere a la dificultad con la mecánica de la escritura. A los niños con digrafía es cuesta trasladar sus pensamientos al papel. Sus dificultades a menudo incluyen problemas con la escritura a mano. Dificultades de procesamiento visual/percepción. Los niños con dificultades del procesamiento visual pueden tener problemas para recordar la forma de las letras. También puede que se les dificulte determinar el espacio en una página y planificar cuántas palabras caben en una línea. Dificultades del funcionamiento ejecutivo y TDAH. Los niños con estas dificultades tienen problemas con las habilidades del funcionamiento ejecutivo que pueden afectar la escritura. Pueden tener problemas con la memoria funcional, la atención y la autorregulación. Una memoria funcional deficiente puede dificultar recordar cómo formar letras y dónde ubicarlas. La impulsividad puede causar que los niños se apresuren en terminar sus tareas escritas, lo que puede resultar en un trabajo desordenado y con muchos errores. Poca atención y concentración puede provocar que los niños no revisen la precisión de su escritura. Cuando eso sucede, los errores no son corregidos.

Puede que sea difícil saber la causa del problema con la escritura a mano cuando existe más de una dificultad. Es por eso que es importante evaluar todas las dificultades de su hijo y buscarle la ayuda necesaria para un mejor proceso de enseñaza-aprendizaje.

Comments

comments

Share:
Loading...