Columnas

En busca de mi profesión y mi futuro

Por Dra. Damalin Judith Díaz Suárez*

Para EL REGIONAL

  Desde pequeños soñamos con lo que vamos a ser cuando seamos grandes. Respondemos, una y mil veces, a la famosa pregunta de nuestros padres y familiares ¿Qué quieres ser cuando seas grande?

Publicidad

    Seguramente que a los 5 o 6 años la respuesta parece muy sencilla, aunque también, a esa edad, muy cambiante. Quisimos ser policías,  maestros, bomberos, astronautas, y, por supuesto, veterinarios.

    ¿Quién no ha soñado con curar a todos los perritos y gatitos, alguna vez? Sin embargo, al mismo tiempo que vamos creciendo, las dudas sobre cuál será la carrera que vamos a elegir  se van acrecentando, al mismo ritmo que se incrementan nuestras responsabilidades, lo que transforma nuestra decisión en un poco más complicada.      

    C uando culminamos la Escuela Superior, el reloj comienza a descontar segundos, minutos, días y el tiempo para tomar la decisión.  Pues bien, para aquellos que se encuentran en esa disyuntiva, existen métodos que les pueden ayudar en su elección. Hablamos de los Test Vocacionales.  Para comenzar a hablar de ellos diremos que la vocación es el deseo de emprender una carrera, profesión o cualquier otra actividad en nos produzca mucho placer y pasión en realizar. Justamente, los test vocacionales se tratan de encontrar esa verdadera vocación. Como todo tipo de test, el vocacional tiene preguntas, directas e indirectas, que tendremos que responder. A partir de nuestras respuestas, se irá delimitando nuestro perfil, resumiendo nuestras posibilidades en dos o tres carreras.     

       Hoy en día son muchas las posibilidades de realizar este método. Podemos acudir a un profesional, consejero, entre otros quienes te pueden ayudar en esa búsqueda.  Aunque, hoy en día, con el crecimiento de Internet y los medios de comunicación, también podremos encontrar muchos de estos test en la Web, algunos de ellos de muy buena utilidad. A continuación les sugiero algunos links en donde pueden hacer la prueba. http://www.alipso.com/test-de-orientacion-vocacional/  http://www.loyola.edu.bo/Test/index.htm

http://www.buscouniversidad.com.ar/test_vocacional_orientacion_vocacional.php. Porque debemos estudiar y hacernos de una carrera, con el paso de los años, el estudio fue cobrando un papel más protagónico. El estudiar  no solo es importante para uno mismo, en el sentido de ser una persona más sabia, culta o con diversos conocimientos, sino también para poder acceder a un trabajo.  Y es así como el aprender, estudiar, profesionalizarse o especializarse en algún tema o actividad en particular, se fue convirtiendo en una necesidad básica para mayores oportunidades.  Quizás en el tiempo de nuestros abuelos, padres  esto no posiblemente no siempre fue así.  Para ese tiempo obtener un empleo no era una condición absoluta el contar con estudios o estar bien preparados; idiomas, cursos de computación, etc. Aunque hago una salvación, no estoy hablando de trabajos jerárquicos, sino de un empleo común.

      ¿Y ahora? Reflexionemos juntos ¿se puede acceder a un empleo común sin estudios en estos tiempos? ¿Qué piensan? Por mi parte, considero que no es posible. Los tiempos que corren nos demuestran una situación de competencia máxima, donde solo se emplea a las personas con mayores capacidades, conocimientos y preparación. Incluso, hasta en aquellos empleos que ni requieren determinados estudios.  Aun así, hoy en día y sin sonar muy pesimista, ni el estudio es garantía de poder conseguir empleo, pero si les aseguro que estudiar y prepararse cada vez más, les abre muchas más oportunidades.  Por ello, afirmo que el estudio es esencial, no solo por el saber propio de una persona, sino también por las oportunidades de empleo que se le podrán llegar a presentar en esta sociedad tan competitiva.

     Para terminar, me gustaría darles mi opinión personal al respecto de este tema y la verdadera vocación. Mi opinión o consejo no es otra cosa más que elijan con el corazón. Es allí donde se encuentra nuestra verdadera vocación, y es allí donde encontraremos las respuestas a todas las preguntas.

     Pensemos, hagamos los test vocacionales, pero terminemos eligiendo según nuestros gustos y nuestros placeres. Jamás elijan una carrera por conveniencia o interés económico o porque nuestros padres quieren que estudiemos una carrera elegida por ellos. A la larga se termina pagando.  Por eso les deseo mucha suerte en su búsqueda. Y recuerden que si la respuesta sale del corazón, nunca será equivocada.  Cuando culminas un grado es una etapa de tu vida, durante la cual diste lo mejor de ti y viviste experiencias que hoy hacen de ti una persona más preparada para enfrentar la vida y servir a los demás. Tu esfuerzo y dedicación son dignos de admiración y traerán siempre grandes logros que te llenaran de orgullo.  Recibe un fuerte abrazo y los mejores deseos porqué el éxito te acompañe en todos tus proyectos. Recuerda “Hoy eres un estudiante, mañana un profesional que hará historia”. Éxitos.

*Especialista en Niños con Problemas de Aprendizaje

Comments

comments

Share:
Loading...