ColumnasDeportes

El entrenador y la orientación del entrenamiento infantil

Por Carlos Guzmán*

Para EL REGIONAL

    El entrenador es uno de los elementos más importantes de la práctica deportiva de los niños, ya que es la persona con la responsabilidad de guiar el proceso de formación de los jugadores o atletas. En este sentido, se plantea que el entrenador es la figura más importante junto con la familia en la motivación del jugador durante los primeros años  en el deporte.

Publicidad

    El deporte de base es una etapa que comprende desde niños a jóvenes (menores de 20 años) que no han concluido su fase de formación, enfocando su trabajo hacia el desarrollo y perfeccionamiento, previo al énfasis en el alto rendimiento y la competición.  Esto supone que el deporte de base, además de la formación personal e integral de los jugadores, tenga como misión el sostener la práctica deportiva de su modalidad con la tarea de suplir jóvenes  talentosos y aptos para el alto rendimiento.

    La misión del entrenador en el deporte  es contribuir a crear una estructura estable de atletas participantes que se van reduciendo conforme van creciendo y ascendiendo en las distintas categorías juveniles.  El gran reto de los entrenadores es reducir las tasas de abandono o deserción de niños y jóvenes en el deporte.  Pero también garantizar las reservas o sustituciones generacionales de atletas con aptitud y talento  en el desarrollo deportivo de cada país en las competiciones internacionales.

     Por lo tanto, es una necesidad  formar y capacitar profesionalmente a los entrenadores en el deporte de base. Se requiere del entrenador la capacidad para lograr adaptaciones en los programas deportivos y en las planificaciones de las sesiones de entrenamiento, con el fin de revertir la tendencia del abandono y la deserción. No es suficiente ser buen técnico, sino el cómo enseñar las habilidades y las destrezas, al mismo tiempo en mantener el interés de los niños en el deporte.

    Las dificultades que atraviesa el entrenador en el deporte de base es la falta de capacitación, como otro profesional de la actividad física y el deporte. Esto implica necesariamente que el entrenador debe conocer lo que enseña, saberlo enseñar y de forma integral para mejorar sus jugadores en su formación personal durante toda su carrera deportiva.

    Es necesario que el entrenador desarrolle la empatía con sus atletas. La cualidad de tener la suficiente sensibilidad del entrenador en visualizarse en el lugar del atleta y comprender mejor.  Esta cualidad le permitirá una relación de confianza entre el entrenador y los atletas participantes. Por consiguiente, aumenta la implicación de los niños y jóvenes en su disciplina deportiva. Cada participante deberá sentirse a gusto y experimentar con mayor plenitud las vivencias del deporte.

     El entrenador debe trabajar en el deporte de base con objetivos de aprendizaje. Conseguir los objetivos, es potenciar el afán de superación y esfuerzo, que resulta un efecto sobre la motivación e implicación de los niños y jóvenes en la práctica deportiva.  En fin, estar centrados en la evolución y la progresión del aprendizaje de los deportistas más que en los resultados de la competencia.

  *Conocido como el “Ideólogo del Deporte”. Es Catedrático Auxiliar en la Universidad del Turabo y cuenta con dos maestrías en el campo del deporte.  Además, es  conferenciante principal del Instituto del Departamento de Recreación y Deportes. Entrenador de varios medallistas Centroamericanos y de los Olímpicos Wesley Vázquez, Eric Alejandro y Briggite Merlano

Comments

comments

Share:
Loading...