Foro Legal

El Derecho y los Seguros

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr.com

  El Tribunal Supremo de Puerto Rico paralizó la reclamación sobre cubiertas por la Asociación de Garantía de Seguros Misceláneos de Puerto Rico, luego de decretarse la insolvencia de la compañía aseguradora Real Legacy Assurance Company, Inc. (Real Legacy), con quien la empresa Longhorn suscribió una póliza de responsabilidad pública para cubrir reclamaciones.

Publicidad

  La opinión paraliza el caso de la consumidora Iris Beth Rodríguez Quiñones, quien demandó por daños causados por la empresa Longhorn Steakhouse, por sufrir una perforación intestinal, entre otros daños físicos y emocionales, tras ingerir el contenido de una bebida en un recipiente que contenía fragmentos de vidrio, por parte de la empresa.

   La materia que estudió el TS, fue la sustitución de parte y paralización temporera en casos sobre reclamaciones cubiertas por la Asociación de Garantía de Seguros Misceláneos de Puerto Rico, luego de decretarse la insolvencia de la compañía aseguradora, para lo cual formularon una contestación a la interrogante: ¿Procede desestimar un pleito judicial contra una aseguradora insolvente para remitirlo al foro que administra su liquidación cuando el seguro involucrado en la reclamación consiste en una póliza de responsabilidad pública?

   «Debido a que este tipo de seguro está a su vez cubierto por la Asociación de Garantía de Seguros Misceláneos de Puerto Rico, respondemos en la negativa. En consecuencia, resolvemos que en tales casos lo único que procede es paralizar temporeramente el pleito judicial para otorgarle tiempo a esta entidad a que comparezca al mismo en sustitución de la aseguradora insolvente y defienda la reclamación entablada en su contra», expresó el TS.

   Rodríguez Quiñones alegó que Longhorn le sirvió una bebida en un recipiente que contenía fragmentos de vidrio y que, tras ingerir su contenido, sufrió una perforación intestinal, entre otros daños físicos y emocionales. Además, la peticionaria acumuló en el pleito a Real Legacy Assurance Company, Inc. (Real Legacy), con quien Longhorn suscribió una póliza de responsabilidad pública para cubrir reclamaciones de tal índole.

   Luego de celebrar el juicio, el Tribunal de Primera Instancia concedió la demanda y condenó a Longhorn y a Real Legacy al pago de determinadas sumas por concepto de indemnización y honorarios por temeridad. El Tribunal de Apelaciones revocó el dictamen por entender que no se demostró el vínculo causal de la reclamación. En desacuerdo, la peticionaria recurrió ante el Tribunal Supremo mediante un recurso de certiorari expedido el 25 de enero de 2019.

   El 19 de febrero de 2019, el Comisionado de Seguros de Puerto Rico (Comisionado de Seguros) presentó una comparecencia especial intitulada Moción de desestimación o paralización. En ésta, nos informó que el 18 de enero de 2019, en un pleito independiente, el Tribunal de Primera Instancia decretó la insolvencia de Real Legacy y ordenó el inicio del procedimiento para su liquidación a tenor con las disposiciones del Capítulo 40 del Código de Seguros de Puerto Rico (Código de Seguros), 26 LPRA secs. 4001-4054.

    De ese modo, el Comisionado de Seguros solicitó que desestimar la causa de acción contra Real Legacy y, además, paralizar el pleito para permitirle a la Asociación de Garantía de Seguros Misceláneos de Puerto Rico (Asociación de Garantía) a comparecer a representar los intereses de Real Legacy. En atención a lo planteado por el Comisionado de Seguros, el 1 de marzo de 2019 el TSPR concedió un término tanto a las partes como a la Asociación de Garantía para que expresaran su posición.

   «Cuando una compañía aseguradora adviene en estado de insolvencia y los intentos por rehabilitar sus finanzas resultan fútiles, nuestro Código de Seguros faculta al Comisionado de Seguros a solicitar del Tribunal de Primera Instancia una orden autorizándole a liquidar la aseguradora insolvente. Este procedimiento de liquidación se inicia a partir de la orden de liquidación emitida por el tribunal competente. En ésta, se designa al Comisionado de Seguros como el liquidador de la aseguradora insolvente y se le autoriza a tomar posesión inmediata de sus activos para administrarlos bajo la supervisión de dicho tribunal», expresó el TSPR.

   «Una vez se emite la orden de liquidación, el Código de Seguros impide que se inicien o se mantengan pleitos judiciales contra la aseguradora insolvente. A esos efectos, el Art. 40.210 del Código de Seguros, 26 LPRA sec. 4021, establece en su parte pertinente que: Al emitirse una orden nombrando un liquidador de un asegurador del país . . . no se radicará ninguna acción judicial contra el asegurador o contra el liquidador, ni en Puerto Rico ni en cualquier otro lugar, ni se mantendrá ni instará una acción de esa naturaleza luego de emitida la orden», explicó el TSPR.

   Al interpretar el alcance de la norma anterior, el TSPR ha explicado en varias ocasiones que, como norma general, los pleitos pendientes contra el asegurador insolvente deben ser desestimados y remitidos al foro que administra el procedimiento de liquidación.

    «No obstante, existen reclamaciones que, a modo excepcional, no tienen que ser desestimadas y remitidas al foro de liquidación. Ello sucede en aquellas reclamaciones por las cuales la Asociación de Garantía, por virtud de ley, viene obligada a responder por la aseguradora insolvente. En ese sentido, la Asociación de Garantía opera para todos los efectos como “una aseguradora de la aseguradora insolvente”, aclaró el TSPR.

   Por tal razón, la continuación de los procedimientos judiciales que atañen este tipo de reclamaciones no interfiere con el procedimiento de liquidación, ni con las facultades del Comisionado de Seguros, ni afectaría los activos de la aseguradora insolvente de recaer una sentencia en su contra, estimó el TSPR. Ello es así, pues la Asociación de Garantía responderá por el pago de la sentencia que en su día pueda recaer, de conformidad con los límites autorizados en el Código de Seguros.

   «Ahora bien, como vimos y acertadamente reconoce la propia Asociación de Garantía, no tendrán que ser desestimados y remitidos al foro de liquidación aquellos litigios pendientes contra una aseguradora insolvente cuando el seguro objeto de la reclamación esté a su vez cubierto por la Asociación de Garantía. Así sucede en este caso, en el que no está en controversia que Real Legacy tenía expedida una póliza de responsabilidad pública a favor de Longhorn para responder por los daños alegados en este caso. Este tipo de seguro está cubierto por la Asociación de Garantía, sujeto, desde luego, a los límites establecidos en el Código de Seguros, supra, y, por tanto, no tiene que ser desestimado. Ciertamente, la posibilidad de que la Asociación de Garantía comparezca a este pleito también depende de que la peticionaria presente oportunamente el formulario de reclamación correspondiente en el foro de liquidación», puntualizó el TSPR.

Comments

comments

Share:
Loading...