Foro Legal

El derecho Probatorio y la Ley de Armas

EL REGIONAL
redaccion@elregionalpr.com

En el caso del Pueblo de Puerto Rico contra Kevin J. Nieves Cabán, el Tribunal Supremo de Puerto Rico, sentenció por voz del juez asociado Edgardo Rivera García, la aplicación de la presunción de la ilegalidad de portación de armas en etapa de vista preliminar.
La decisión contesta la interrogante; ¿Puede el tribunal encontrar causa probable para juicio por violación al artículo. 5.04 de la Ley de Armas, al hacer una inferencia o aplicar una presunción de portación ilegal de un arma de fuego?
“Contestamos esta interrogante en la afirmativa. Como consecuencia, confirmamos el dictamen recurrido”, expresó el juez Rivera García.
Nieves Cabán fue denunciado por presuntamente cometer los delitos de asesinato en primer grado, tentativa de asesinato en primer grado y violar los Arts. 5.04 y 5.15 de la Ley de Armas de Puerto Rico (Ley de Armas), Ley 404-2000, según enmendada, 25 LPRA secs. 458c y 458n, respectivamente.
En cuanto a la denuncia por la violación al Art. 5.04 de la Ley de Armas de Puerto Rico, el Ministerio Público alegó que Nieves Cabán, allá en o para el 13 de diciembre de 2014 y en Aguada; Puerto Rico, que forma parte de la jurisdicción del Tribunal de Primera Instancia, Sala de Aguadilla, ilegal, voluntaria, y criminalmente en común y mutuo acuerdo con Omar Pérez Tomasini, usó, transportó y/o portó un arma de fuego, una pistola, color negra, con intención de cometer delito y/o la cual se utilizó para cometer los delitos de Asesinato, Tentativa de asesinato y Artículo 5.15 de la ley de armas.
Celebrada la vista preliminar, el juez determinó causa probable para acusar por todos los delitos. Así las cosas, el Ministerio Público presentó los pliegos acusatorios correspondientes. En lo que respecta a la acusación por infringir el Art. 5.04 de la Ley de Armas, se imputaron de causar daño físico que le causó la muerte a Ángel Colón Martínez y daño físico a Osvaldo Ruiz Rodríguez, mediante el uso del arma.
Sin embargo, Nieves Cabán presentó una Moción de desestimación bajo la[s] Regla[s] 64(I) y 64(P) de Procedimiento Criminal y el debido proceso de ley. Planteó ausencia total de prueba en cuanto a uno de los elementos del delito. Alegó que el Estado no pasó prueba sobre la carencia de una licencia o permiso para portar el arma de fuego.
Por su parte, el Ministerio Fiscal se opuso a la solicitud de desestimación. Arguyó, entre otras cosas, que en los casos de portación de armas de fuego el fiscal no viene obligado a probar que el imputado no tenía licencia cuando alegó ese hecho en la acusación y probó la portación o posesión del arma. Adujo que de estos elementos surge la presunción de portación o posesión ilegal, por lo que correspondía al peticionario destruir esta presunción.
Sostuvo que el señor Nieves Cabán, como promovente de la moción de desestimación, no había establecido que en la vista preliminar hubo ausencia total de prueba que permitiera hacer una determinación de causa probable para juicio por el Art. 5.04 de la Ley de Armas. Señaló que en esta etapa no era necesario que se presentara toda la evidencia que el Ministerio Público desfilaría en el juicio, sino que podía presentar solo aquella necesaria para establecer la conexión del acusado con el delito imputado y los elementos del delito.
Alegó que presentar prueba de que, en efecto, no estaba autorizado a portar un arma de fuego o de que no tenía licencia para ello, no es parte del proceso de la vista preliminar.
Inconforme, el señor Nieves Cabán presentó un recurso de certiorari ante el Tribunal de Apelaciones en el cual solicitó la revisión de la Resolución emitida por el Tribunal de Primera Instancia. Señaló que el foro primario erró al determinar que el Ministerio Público no estaba obligado a evidenciar que no tiene licencia o permiso para portar el arma. Así, en esencia, esbozó los mismos argumentos que en el tribunal de instancia.
Luego de recibir los alegatos de las partes, el Tribunal de Apelaciones emitió una Sentencia en la cual revocó la determinación de foro primario.
El 25 de julio de 2017, Nieves Cabán presentó una Petición de certiorari ante el Tribunal Supremo, junto a una Moción urgente solicitando auxilio de jurisdicción.
Ante esto, el juez asociado Edgardo Rivera García, planteó que “el Tribunal de Primera Instancia no revirtió la carga probatoria al aplicar la presunción en cuestión. Este lo que hizo fue una inferencia permisible que, conforme nuestra jurisprudencia, no contraviene la obligación del Estado de probar la culpabilidad del señor Nieves Cabán más allá de duda razonable.
Además, el juez lo que emitió fue una determinación bajo el estándar de probabilidades. Durante el juicio, entonces, es que corresponde al Estado probar más allá de duda razonable la comisión del delito de la forma en que en derecho proceda. En ese momento es que incumbirá evaluar si es válido aplicar esta presunción, en el caso de que el dictamen se sustente en ella”.
“En vista de todo lo anterior, confirmamos el dictamen recurrido emitido por el Tribunal de Apelaciones que reafirmaba al Tribunal de Primera Instancia”, sentenció Rivera García.

Comments

comments

Publicidad
Share:
Loading...