Deportes

Dos Latinos Juntos a Cooperstown

Por Josian G. Soto Nazario

Para EL REGIONAL

   Una de las satisfacciones más gratificantes que puede experimentar un pelotero después de haber concluida su vida deportiva, es ser reconocido con la más alta distinción. Ser seccionado al Salón de la Fama del Béisbol, es un reconocimiento a la aportación del pelotero al deporte y su desempeño en los diamantes del Béisbol. La más reciente salida del estelar cerrador del béisbol Mariano Rivera, estuvo a la perfección, como si hubiera sido llamado como de costumbre por su dirigente en la novena entrada a preservar la victoria de su equipo. Es como si hubiera lazando nueve strikes y conseguir tres ponches para concluir el partido. Al recibir el 100% de los votos de la Asociación de Escritores del Béisbol de América, Mariano se convirtió  en el primer pelotero en entrar al Salón de la Fama del Béisbol de forma unánime.

Publicidad

    Por su parte el juego en que participaba Edgar Martínez; como todo buen partido de béisbol se extendió hasta la décima entrada, cuando la oportunidad ofensiva correspondía al orgullo del barrio Maguayo de Dorado, con la carrera que representaba la victoria en posición de anotar. Así fue como Edgar conecto una línea sólida (85.4% de los votos) en el hueco entre el bosque izquierdo y el central que trae la carrera del gane a su equipo. Fueron diez años los que tuvo que esperar pacientemente Edgar para logra convertirse en un inmortal de Cooperstown. Al fin se le hizo justicia al pelotero que le da nombre al premio de mejor bateador designado en el béisbol de grandes Ligas.

    Así es como América Latina recibió la grata noticia el pasado 22 de enero de 2019 donde dos sus hijos recibieron el voto favorable de los miembros de la Asociación de Escritores del Béisbol de América. El Panameño Mariano Rivera y el Boricua Edgar Martínez lograron esa distinción que reconoce la brillantez que exhibieron estos dos señores a lo largo de sus respectivas carreras en el béisbol de Grandes Ligas. Es interesante que estos dos caballeros jugaron sus respectivas carreras con un solo equipo; Mariano lo hizo por espacio de 19 temporadas con los Yankees de Nueva York, mientras que Edgar hizo lo propio por 18 campañas con los Marineros de Seattle. No cabe la más mínima duda que tanto Edgar como Mariano presentaron números sobresalientes en el béisbol de la Mayores.

    Mariano, en sus 19 años acumulo 652 salvamentos lo que lo ubica como el cerrador con mayor número de rescates de todos los tiempos. Convocado a 13 juego de estrellas, jugador de la semana en tres ocasiones y salvo sobre 40 juegos o más en 9 temporadas incluyendo dos con sobre 50 juegos salvados. El legado que Edgar presenta es un sólido promedio de 312 de por vida; que incluye dos títulos de bateo, 5 bates de plata como mejor bateador de su posición que incluye uno como antesalista, en 7 ocasiones fue merecedor del premio del jugador de la semana, 7 participaciones en el juego de estrellas, líder en dobles durante 2 dos campañas, además fue líder en una temporada en carreras anotas y otra en carreras empujadas. Edgar una vez se convirtió en jugador regular de los Marineros de Seattle en la temporada de 1990 bateo sobre 300 en 10 ocasiones incluyendo 4 temporadas sobre 330, e impulso 100 o más carreras en cinco temporadas. En fin esto es una refrescante noticia para todos los latinoamericanos amantes del béisbol, pero en especial para los Boricuas y hermanos Panameños. 

Comments

comments

Share:
Loading...