Deportes

Deportista, Término Abusado y Mal Usado

Por José “Pepén” Fernández Colón

Para EL REGIONAL

    En Puerto Rico por décadas se ha abusado y mal utilizado el término Deportista.

Publicidad

    La ignorancia de los comunicadores deportivos en medios radiales, televisivos y escritos práctamente ha perpetuado el mal uso del término deportista.

    Primero, deportista es aquel o aquella persona que practica deporte, sea esta de forma competitiva así como recreativa. En algunos casos el término Deportista puede ser aplicado a una persona que promueve o apoya la actividad deportiva o a participantes sin perseguir beneficio alguno.

    Los que laboran en los medios de comunicación, por ignorancia, califican como deportista a los apoderados del mal llamado baloncesto, voleibol y softbol superior, así como el béisbol AA. Estas personas son empresarios deportivos.

    El  baloncesto, voleibol, softbol y béisbol superior son espectáculos como son las presentaciones artísticas. En todos estos deportes se cobran boletos por la entrada como también ocurre en la presentación de un artista.

    Los protagonistas cobran salarios, los apoderados o dueños de equipos se supone remitan al Departamento de Hacienda lo que corresponde en ley retener por contribución sobre ingresos. Además, tienen la obligación de remitir pagos al Servicio de Rentas Internas Federal como aportación al Seguro Social.

    Esas son funciones de un empresario, no de un deportista.

    La presidenta del Comité Olímpico, así como los presidentes de las 32 federaciones deportivas afiliadas, como también los presidentes de ligas o de torneos son administradores deportivos. No son deportistas.

    Aquel que organiza ligas, torneos o equipos comunales sin buscar ser promocionado puede ser considerado como propulsor, pero no deportista.

    El término deportista tiene una carga positiva en nuestro País. No necesariamente es así cuando la función de uno es como empresario o administrador deportivo.

    Son muchos los casos de personas que son exitosos en sus profesiones o tienen mucho dinero pero solo son conocidos o reconocidos entre los suyos o en un pequeño círculo, no por un gran segmento de la población. Hay otros con dinero pero su reputación está en entredicho en la sociedad.

    Son muchos los casos que personas como las anteriormente descritas incursionan en el deporte como apoderados, como dirigentes federativos o presidentes de ligas. Saben que los comunicadores deportivos le van a llamar deportistas.

    Saben que van a tener exposición en los medios de comunicación y con ello reconocimiento a nivel de todo el País, dependiendo el deporte en que incursionen.

    Los nombres que pueden enumerarse para validar el argumento sobran. Solo haga un pequeño ejercicio de quienes desde los años de la década de 1970 al presente han aparecido de la nada en el deporte.

    Los más han estado en el baloncesto y voleibol. En menor cantidad en el béisbol AA. Mucho menos en el softbol.

     Póngale nombre y apellidos a estos.

Comments

comments

Share:
Loading...