Noticias

Denuncia contra la ceniza en vertederos

IMGP3135  A pesar de la contaminación a cuerpos de agua causada por la mayoría de los vertederos en Puerto Rico, la poca vida útil que le queda a algunos de estos y el problema de manejo de desperdicios sólidos en el país, la Junta de Calidad Ambiental (JCA) emitió una Resolución permitiendo a la planta de carbón Applied Energy Systems (AES) depositar sus tóxicas cenizas de carbón en los vertederos, denunció el Legislador Municipal del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en Salinas, Víctor Alvarado Guzmán.
El 27 de agosto de 2014, la JCA aprobó la Resolución Núm. R-14-27-20, en donde se autoriza la disposición de las cenizas de carbón generadas por la AES en vertederos que cuenten con una capa plástica en el fondo (“liners”) y cumplan con las regulaciones federales del Subtítulo D.  Los vertederos afectados por esta decisión serían los de Cabo Rojo, Peñuelas, Ponce, Salinas, Humacao, Fajardo y Carolina.

“Nos parece totalmente irresponsable el permitir el depósito de material tóxico, como son las cenizas de carbón o Agremax, en vertederos que la propia JCA ha dicho que no cumplen con las leyes y contaminan los cuerpos de agua.  Además, en Puerto Rico hay un problema con la disposición de los desperdicios sólidos y ahora van a llenar los vertederos con cenizas.  Para resolverle el problema a la AES, van a acortar la vida útil de los vertederos. ¿Y qué haremos con la basura diaria?”, dijo Alvarado Guzmán, quien también es Asesor Ambiental de la senadora del PIP, María de Lourdes Santiago.
El líder ambiental mencionó que la Resolución de la JCA también permite el uso de las cenizas tóxicas como material de cubierta diaria de la basura.  “Por un lado, la JCA aparenta restringir el uso de las cenizas como relleno en caminos y en proyectos de construcción, al clasificar el material como un desperdicio, pero por otro lado permite utilizarlo para tapar la basura. Así que tendremos miles de toneladas de cenizas de carbón en grandes montículos en los vertederos, siendo transportadas por el viento hacia las comunidades cercanas, poniendo en peligro la salud y la vida de sus residentes”, comentó Alvarado Guzmán.
El legislador municipal  comentó una noticia donde once prisioneros murieron de cáncer entre  2010 y 2013, y otras seis personas han sido diagnosticadas con cáncer en la Institución Correccional Fayette del Estado de Pennsylvania. Además empleados de la institución también han presentado otras condiciones. “Cuando investigaron, cerca de la prisión hay un vertedero de cenizas de carbón y estas eran transportadas por el viento hasta la misma.  Así se perjudicó la salud de los prisioneros y los trabajadores de la institución. La cárcel comenzó a funcionar en el 2003, costó $119 millones y por este asunto de la contaminación por las cenizas de carbón se sugirió ser clausurada.  Ha eso es lo que la JCA y el gobierno está exponiendo a las familias que viven cerca de los vertederos”, enfatizó Alvarado Guzmán.

B7Zwy2w  Esta nota aparece en la edición impresa de El Regional.

Comments

comments

Publicidad
Share:
Loading...