NoticiasPortada

Danny Rivera lleva sus Días Felices al Teatro La Perla

Reinaldo Millán

EL REGIONAL

redaccion@elregionalpr,com

Publicidad

   Felices Días… Danzas para mi pueblo, fue el regalo que Danny Rivera hizo a la región sur en el Teatro La Perla, de Ponce, y que en un futuro muy bien se podría realizar en Guayama o Arroyo, centros urbanos que poseen teatros y centros de bellas artes modernos.

    Más de 20 músicos acompañaron a Rivera en la velada que hizo cantar a los asistentes al teatro histórico, entre ellos el maestro Humberto Ramírez, con su trompeta; Emma Colón Zayas, en el güiro; Carmen Noemí Marrero, al piano; Hermelindo Ruiz Mestre, con su guitarra; Luciano Quiñones con el piano; y Cándido Reyes con el güiro, bajo la batuta del maestro Quique Talavera, quien se hizo cargo de la percusión.

   “Este será un espectáculo en el que le devuelvo a Ponce con todo mi corazón y con la fusión de armonías, elementos populares, cultos y modernos el género que marcó la historia de la música puertorriqueña”, resaltó Danny Rivera durante la conferencia de prensa previa a su presentación, y cumplió al punto de que puso a cantar danzas a un nutrido público que no desafinó, así como puso a bailar a las parejas danzantes de Wanda Vega y Wiliam González, así como de Vivian Torres y Luis Torres.

    Los efectos y escenografía de Quique Benet, se hicieron palpables con la interpretación de la actriz Dolores Pedro, quien se paseó por el escenario con gran soltura, firmeza y elegancia, como la Danza viviente, así como con la presentación del juvenil Ricardo Ramírez, y la extraordinaria participación del maestro Antonio Martorell, para entregarle a Danny una bufanda con una danza caligrafiada. 

   La pianista Carmen Noemí Marrero, con un atuendo verde que dejaba ver su refulgente piel, interpretó la danza que escribió junto  a su hermana Mayi Marrero, dedicada a la madre de Danny, por haberlo  introducido en el género que inmortalizó el ponceño Juan Morel Campos. Razón por la cual el concierto se realizó en Ponce, lugar donde surgió la Danza.

   Margarita, de Manuel Tavárez, Lolita, de Vitín Calderón, Violeta, de Rafael Alers, Ensueño, de Narciso Figueroa, Ausencia, de Juan Morel Campos y Danny Rivera, así como Vano Empeño, de Juan Morel Campos, enternecieron a la concurrencia que cantó animados por el cantor, pero fue La Borinqueña, de Félix Astol y Lola Rodríguez de Tió, la que estremeció el teatro.

   Y no faltó la música y letra del maestro Rafy Escudero en sus famosas piezas Lo que yo quiero, Caricias y Carta a Juan Morel, que también están en el disco Felices Días, Danzas para mi Pueblo, que acaba de publicar en este trimestre final del año, y que de paso a 2020.

   Espectáculos como este deben verse con más frecuencia en el sur, ya sea en Ponce, Guayama, Coamo, Arroyo y Cayey, parael delite de los residentes de la región desde Santa isabel hasta Maunabo.

Comments

comments

Share:
Loading...