Seguridad

Cronica Roja

  La juez Yanay Pagán encontró causa contra Agustín Gracia Torres, quien  fue acusado en el Tribunal de Guayama por supuestamente violar a una joven durante la noche del sábado en Arroyo.

  Contra el sujeto se radicó cargos por el delito de agresión sexual y se le fijó fianza de $15,000, que prestó para salir a la libre comunidad. La fiscal Inés Escobales estuvo a cargo de presentar la prueba junto a la agente Militza Márquez.

  Según el inspector Diosdado Pérez, una amiga de la presunta víctima le había presentado a Gracia Torres, de 26 años antes de dirigirse a un complejo de apartamentos ubicado en la carretera PR-178. Tras presuntamente recibir una llamada telefónica, la amiga se marchó, dejando sola a la joven con el que hasta ese instante era un recién conocido.

Publicidad

  Luego, a eso de las 8:00 p.m. del sábado, la joven que alega haber sido agredida, fue a su cuarto y el acusado  la siguió, habría apagado la luz y tras taparle la boca, habría procedido a violarla para luego marcharse del lugar. La joven entonces pidió ayuda a su amiga por teléfono y esta llamó a las autoridades. La vista preliminar en este caso se pautó para el 19 de febrero.

ASALTO CON “TASER”

  De otra parte un joven de 18 años fue citado a la Comandancia de Humacao como parte de la investigación de su posible participación en un secuestro contra una mujer perpetrado durante la madrugada del domingo en Maunabo.

  La teniente Sharon Ruiz, subdirectora del Cuerpo de Investigación Criminal de Humacao, explicó que los hechos habrían presuntamente sucedido ya pasada la medianoche del domingo, cuando una mujer de 30 años que había compartido con unas amistades en Maunabo decidió detenerse a la orilla de la carretera para enviar unos mensajes de texto.

  Se habría detenido frente a ella un auto Toyota Corolla y dos hombres se acercaron a ella y usando una pistola eléctrica, tipo taser, la sometieron hasta que perdió el conocimiento. Al reaccionar, se vio sentada en el asiento del pasajero, mientras un extraño manejaba su auto.

  En el asiento de atrás, otro hombre la observaba mientras el otro vehículo Corolla les seguía.

  Alegó Ruiz, que los individuos le exigían que les entregara “el dinero” a lo que respondió que solamente tenía $20 en efectivo. Finalmente, la mujer fue dejada en libertad en la carretera PR-760, a la entrada de la playa Los Bohíos, no sin antes sufrir más descargas eléctricas. Los maleantes la dejaron junto a su auto.

  Según dijo Ruiz, la mujer decidió seguir a los ladrones al punto que por poco choca su auto contra el de ellos. Finalmente, desistió y acudió al cuartel más cercano, donde le brindó a la Policía la tablilla del vehículo donde viajaban los secuestradores.

  Con la tablilla, los investigadores llegaron a una residencia de Arroyo donde se encontraba el auto y una mujer les contó a los agentes que se lo había prestado a su nieto, pero no se lo había devuelto. El nieto no se encontraba en el lugar y quedó citado.

Comunicado de Prensa de la Policia de Puerto Rico
B7Zwy2w  Esta nota aparece en la edición impresa de El Regional.

Comments

comments

Share:
Loading...