Columnas

Crónica de un campeonato, Coamo 1958

Por Luis A. Caldera Ortiz

Para El Regional

   Para el otoño del 1958, fue un momento especial e histórico para los amantes de la pelota aficionada. Fue en la época en que Coamo se proclamó campeón por primera y única vez en el competido circuito. Para el 26 de octubre del 2018, se cumplirán 60 años de esa efeméride histórica. Por lo que aquí expongo una crónica periodística del camino de los antiguos cariduros al campeonato nacional.

Publicidad

   Para el 21 de septiembre del 1958, Coamo, quedó campeón de la región sur venciendo a Juana Díaz Para ese periodo los Cachorros de Ponce eran los campeones seccionales y nacionales del 1957. Por lo que Coamo, había suplantado al antiguo monarca. El apoderado del lo era el Dr. DámasoTalavera y el dirigente Miguel A. Rivera.  El día 23 de septiembre del 1958, se anunció el itinerario de la serie final. En esa época, había tres secciones y los campeones de cada una jugaban una serie triangular. Cada equipo iba jugar ocho juegos, el que tuviese mejor record quedaba campeón nacional. Los otros dos rivales de Coamo, lo era Manatí y los Grises de Humacao. El carnaval de campeones oficialmente iba a empezar el domingo, 28 de septiembre de ese mismo año en Coamo. En todos los domingos del mes de octubre había juegos programados. Siendo el primero de noviembre la última fecha del carnaval. Si había un empate se jugaba en un parque neutral una semana después. Como es sabido por los amantes de la historia de la Doble AA, en esa época solamente se jugaba los domingos. Un juego matutino y otro por la tarde, se jugaba hasta que la luz solar lo permitiese.

   El domingo 28 de septiembre en Coamo, se alzó el telónpara que iniciara el tan esperado carnaval de campeones. A primera hora el equipo local venció al equipo de Humacao con marcador de ocho carreras por siete. Fue un juego de mucha emoción, Coamo, en la última entrada estaba perdiendo siete a cinco, sensacionalmente hizo un racimo de tres carreras. El héroe del juego lo fue Jesús Herán con un hit al jardín central impulso la carrera del empate y la del gane. Por lo que a los Grises le habían sacado el juego “…de la olla…” El lanzador ganador lo fue Félix Rodríguez, había tirado en labor de relevo la novena entrada. El pitcher perdedor lo fue Víctor Zeno Paris. Los mejores bateadores por el equipo local fueron Félix Cádiz, Carmelo González y Luis Marrero, cada uno pegaron dos incogibles. El box score de ese primer juego, indicó que Humacao marco una carrera en el primer inning, cuatro en la tercera entrada, una en la cuarta y una la sexta. En el caso de Coamo había anotado una en la primera, dos en la segunda, una en la sexta, una en la octava y tres en la entrada de recoger los bates. Prácticamente, con el amplio dominio de los Grises a través del juego, la victoria fue una gratificante.

   El segundo juego celebrado por la tarde, fue uno de igual de intenso que el primero. El mismo quedó empatado a siete carreras en diez entradas. La crónica del juego es la siguiente: Coamo salió feroz marco cuatro carrera en las primeras dos entradas. Después del cuarto inning, Coamo dominaba cinco carreras por uno. La séptima entrada, los Grises hicieron un ramillete de cuatro carreras por lo que hizo que el juego se empatara a cinco. En la parte de baja de esa entrada, Coamo ripostó con una más. En el tope del octavo, el visitante volvió empatar el juego a seis. Terminado el noveno con el mismo marcador, se fueron a entradas extras. Los Grises tomaron el comando en el décimo con una carrera marcada, en la parte baja el equipo local reaccionó logró anotar una rayita. Luego del tercer out, al estar cayendo la noche. Los árbitros decidieron por otorgar el empate. Los mejores bateadores por Coamo en ese juego, Luis G. Marrero con tres indiscutibles, Jesús Herán y Roberto Aponte, con dos hit cada uno. Se anunció que el deportista Dimas Borges, presidente del Club Social Recreativode Coamo, estaba encargado de la caravana para el próximo juego.

    El Domingo, 5 de octubre el equipo se presentó a Manatí acompañados de una enorme caravana de fanáticos coameños. Los actos antecedentes al primer juego, fue el lanzamiento de la primera bola por Joaquín Martínez Rousset. Ante una asistencia de sobre 2,200 personas, Coamo se impuso en el primer juego con marcador de 8 a 1. El lanzador ganador lo fue Saturnino Rodríguez. El periodista Paco Fuentes informó que Saturnino a pesar que estuvo frecuentemente lanzando descontrolado, tuvo el respaldo ofensivo y defensivo de su equipo. Los mejores bateadores por Coamo fueron Gilberto Rosado que dio tres inatrapables, mientras que Luis Marrero y Carmelo Gonzálezdieron dos hits, ambos conectaron cuadrangulares.

    En el juego de por la tarde, el marcador fue cinco carreras por una.  Llevándose la victoria el pitcher Jaime Muñoz. Paco Fuentes indicó que Coamo ese juego lo jugo sin errores y ejecutaron tres doble matanzas. Al igual que Saturnino, Muñozestuvo en muchas ocasiones lanzando descontrolado. Los mejores bateadores fueron Tato Morales y Gilberto Rosado, ambos dieron dos indiscutibles. En total el equipo conecto cinco hits en este partido. Luego de celebrada dos semanas del campeonato triangular, el equipo del valle de San Blas tenia marca de tres y cero. 

    El domingo, 12 de octubre, Coamo le tocaba estar libre. A pesar de eso el equipo local aprovechó y jugo dos juegos de fogueo contra el equipo de la pre-selección nacional que se estaba preparando para el torneo de los juegos Centroamericanosen Caracas.  En Humacao, los Grises y el equipo Manatí jugaron su partida doble, siendo Manatí vencedor en ambos juegos. Las victorias fueron con marcador de 7 a 0 y 9 a 3 respectivamentepara el equipo visitante. Luego de transcurridas tres semanas del campeonato triangular, Coamo, lideraba con tres y cero con un empate. Seguido por Manatí con dos victorias y dos derrotas.Humacao estaba en el sótano con cero victorias y tres perdidos, con un empate. El próximo compromiso del campeonato estaba señalado para el 19 de octubre.

    El domingo diecinueve, el equipo de Coamo recibió la visita de Manatí. El resultado del primer juego fue con marcador de once carreras por ocho. En ese juego el equipo local, rápidamente marcó dos carreras en el primer inning y seis en la segunda. Luego de acabado el segundo inning, el equipo teníaventaja de ocho carreras por uno. En la parte baja de cuarta entrada, se añadieron tres anotaciones más. Por lo que a la altura del quinto inning, el juego estaba once carreras por tres. En ese momento la ventaja era una casi decisiva para ese encuentro. Los mejores bateadores fueron Tomas Morales, CarmeloGonzález y Luis Marrero con dos inatrapables cada uno. En total el equipo dio doce hits. Se debe resaltar que Marrero dio un cuadrangular y Saturnino Rodríguez gano el juego.

     El segundo juego fue uno mucho más cerrado en comparación con el primero. La victoria del equipo local fue con marcador de cinco carreras por cuatro. La crónica del box score es que Coamo luego de concluido la tercera entrada ganaba 2 a 0. Entre el quinto y sexto inning, Manatí reaccionó hizo cuatro carreras. En la parte baja el equipo local hizo una rayita más y se acercó 4 a 3. En la parte baja del octavo, Coamo, dio otra vez más una remontada. Estando el juego empatado a cuatro, FélixCáliz dio un doble con un compañero en segunda, por lo cual anotó la carrera que dio la ventaja a su equipo. El corredor que anotó la carrera que resultó decisiva fue Maraco Picó. También este último retiró el último bateador de Manatí con un bombo de foul. Acabando así, con la amenaza de bases llenas que tuvo el visitante en ese momento. La victoria fue para Saturnino Rodríguez en calidad de relevo, esa representó su tercera victoria en esa serie final. Los mejores bateadores por el equipo invicto lo fueron José Felipe Picó y Carmelo González con dos hits cada uno. En el caso de González dio un cuadrangular, C. Hernández también conectó un batazo de cuatro esquinas. En total el equipo bateo la friolera de diez inatrapable.

    Las victorias de Coamo, subieron el invicto a cinco y también le dio un gran paso para asegurar el campeonato nacional. Las dos derrotas de Manatí lo privaron por completo de pelear por el título. Humacao quedó matemáticamente con posibilidades, pero tenía un empate y tres derrotas. Estaban obligados a ganar todos los juegos, incluyendo la reanudación del empate con Coamo. En total debían ganarle tres juego al valle de San Blas y dos a Manatí como visitante para poder ir por un juego decisivo de campeonato. El domingo 26 de octubre, el equipo de Manatí venció en el primer juego a los Grises por marcador de siete carreras por dos. Esa derrota de Humacao representó automáticamente el campeonato nacional para Coamo de forma invicta. Ese día, solamente se jugó el primer juego, los peloteros que representaban al Valle del San Blas celebraron su campeonato desde las gradas en el parque de Manatí. Seis década después denla gesta hecha por el equipo campeón del 1958, sigue en la memoria de todos aquellos que presenciaron ese histórico evento deportivo.

Comments

comments

Share:
Loading...