Noticias

Cenizas reutilizables, Puerto Rico las necesita

  En un extenso informe preparado este año por la internacionalmente reconocida toxicóloga Dra. Lisa Bradley se señala que existe suficiente evidencia científica que confirma que el tipo de subproducto de la combustión de energía en Puerto Rico no es tóxico para el ambiente o las personas, incluyendo los que más cerca están de ellas. La forma en que se produce, la manera en que se transporta y los depósitos que autorizados a recibirlas están todos cumpliendo con las más estrictas regulaciones federales expertas en el manejo de estos productos.

  No es cierto que la ceniza de carbón y los productos hechos a base de esta, como el agregado manufacturado, es desperdicio que hay que botar obligatoriamente.  Por sus capacidades de ser reutilizado como relleno en carretera, como agregado de cemento para construcciones como puentes, y por otros usos ya regulados por la EPA, la ceniza de carbón ha sido clasificada como producto, pues es totalmente reutilizable.  La misma EPA ha dicho que no quiere impedir los usos beneficiosos.

La ceniza de carbón contiene elementos ya presentes en suelos de Estados Unidos y Puerto Rico, según publicados en el 2013 por la Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades (ATSDR por sus siglas en inglés). La proporción de estos elementos en la ceniza de carbón es parecida a la proporción ya contenida en nuestros suelos.

Publicidad

Por otro lado: 

  •En diciembre del 2014 la EPA firmó la Regla Final para la Disposición de  Residuos de Combustión de Carbón provenientes de utilidades eléctricas, y fue publicada como final en el Federal Register (FR por sus siglas en inglés) el 17 de abril de 2015 (EPA 2015 Final CCR Disposal Rule).  Este es el mismo documento que cita el proyecto del Senado 81 en su narrativa, documento que a su vez establece los criterios para usar beneficiosamente los residuos de la combustión   de carbón.

  •Esta regla final del 2015 también detalla los métodos de disposición de este producto en vertederos autorizados, lo cual, a su vez, ya estaba regulado a través de la EPA y la JCA por facultad del subtítulo D de la Ley de Conservación y Recuperación de Recursos (RCRA por sus siglas en inglés).  Estos modernos vertederos autorizados están diseñados, construidos y operados para proteger las aguas subterráneas, la salud y el ambiente.

  En Puerto Rico existen vertederos que cumplen con los requerimientos del Subtitulo D de RCRA y que, a su vez, no ponen en peligro ningún acuífero o cuerpo de agua.  Ello es así pues  los vertederos autorizados están revestidos en su fondo de tal forma según exige la ley, que hace muy improbable que filtre cualquier líquido proveniente de estos. ver Principalmente debido a los forros especializados en el fondo, conocidos como membranas geo-sintéticas, y sistemas de recolección que se colocan en el fondo previo a la disposición de los residuos de combustión de carbón. Una vez en el vertedero, su manejo y supervisión está estricta y detalladamente regulado y supervisado según los  reglamentos de la EPA y la Junta de Calidad Ambiental.

  En la misma Regulación Final la EPA establece la no-toxicidad de la ceniza producto de la generación de energía con carbón mineral donde se identifica como segura para los suelos en un entorno residencial o industrial.  No solo la EPA ha concluido que no es tóxico a la vida humana, sino también bajo las normas de la Unión Europea ha sido clasificado como no peligroso. 

  Es por ello que los temores de la exposición a las cenizas de carbón utilizadas de manera beneficiosa y su disposición en Puerto Rico carecen de fundamento y es por ello que argumentos como los presentes se deben tomar en cuenta al momento del diálogo con las comunidades y entidades gubernamentales y ambientales, para así poder tomar las mejores decisiones para el país.

Comments

comments

Share:
Loading...