Portada

Aplicará mano firme

Alcalde de Patillas, Norberto Soto, hará cambios en su personal para corregir situaciones internas pero afirma, no habrá despidos

  El alcalde de Patillas, Norberto Soto, tomará medidas que pueden resultar drásticas para mejorar las operaciones internas de su municipio.

  Al iniciar el nuevo mandato, el ejecutivo municipal, que revalidó cómodamente en las pasadas elecciones, afirmó que ejercerá sus planes de sacar adelante las finanzas de su pueblo y completar algunas obras en agenda, pero, como parte de sus proyectos, ajustará varios puestos administrativos patillenses debido a situaciones problemáticas que atribuye al ambiente político partidista que aun rige en la municipalidad.

Publicidad

  El alcalde se confesó con el Regional acerca de sus sentimientos al aceptar dirigir por cuatro años más a la “Esmeralda del Sur” y reconoció que se ha sentido acosado por empleados suyos que han continuado dificultando su labor al grado de obligarlo a remover a algunos de sus puestos aunque mantuvo que no habrá despidos para evitar confrontar demandas en que se alegue persecusión política aunque eso sí, utilizará todo lo que la ley le confiera para poder ejercer su labor.

  “Contrario a lo que algunos pueden pensar, yo soy el que se ha sentido perseguido por un grupo. Han sido cuatro años muy duros. Incluso desde antes de yo ser alcalde, cuando empecé mi campaña, esos mismos empleados comenzaron a ‘disparar’ contra mí porque son políticos, por su ideal. No me conocían y ya decían que yo era malo” expresó Soto al reconocer que sobre un 80 por ciento de su personal es de afiliación novoprogresista al ser heredado de la administración previa hasta el 2012 de Benjamín Cintrón.

“Yo me sentí perseguido por un grupo de empleados que pensaban que tienen el control. Eso no puede volver a pasar”

  

JUEGOS HASTA CON LA NÓMINA.

  El alcalde patillense expresó que entre situaciones que lo han exasperado se destaca una en la que el documento principal de la nómina del municipio “desapareció” sin que se supiera que pasó con el mismo. Soto afirmó que se tuvo que volver a elaborar la documentación y que a su entender “alguien” escondió el mismo con el fin de arruinar la labor administrativa interna.

  “Me escondieron o desaparecieron la nómina, un documento que tiene el seguro social, toda la información del empleado y hubo que volver a hacer ese documento. Hubo que traer a la Policía. Eso fue después de las elecciones” denunció el Ejecutivo Municipal.

  Insistió que es necesario “dejar las diferencias atrás”  para unir esfuerzos. “Vamos a hacer cambios administrativos en aras de mejorar el servicio al ciudadano… yo no vengo a guerrear con nadie, lo que vengo es a trabajar” agregó al indicar que los problemas mayores han sido la divulgación de datos privados y confidenciales en redes sociales o por otros medios que no se ha podido probar aun quienes son las fuentes pero que causan un problema serio de liderato interno. “Hay personas que no tienen el compromiso para dar el servicio y que no hay esa parte confidencial que debe existir. La documentación del municipio, mucha de ella es confidencial y algunos no obedecen, lo estaban difundiendo y va a haber unos cambios en la parte administrativa” se reiteró Soto.

  Para evitar que se consideren los cambios como meramente políticos, Soto expresó que se harán de posición por posición y sin despedir a ese personal con el fin de colocar a quienes considera tienen un compromiso mayor y capacidad de ejercer en los puestos a los que se va a asignar.

  “Yo me sentí perseguido por un grupo de empleados que pensaban que ellos tienen el control. Pues lamentablemente eso no puede volver a pasar. Tenemos que mejorar ese servicio al ciudadano. Yo tuve un mandato del pueblo que fue contundente y no voy a defraudar a mi pueblo. Aquí yo vine a mejorar las finanzas en cuatro años difíciles y voy a tener que tomar decisiones difíciles… he buscado proteger a mis empleados… pero vamos a tener que hacer cambios” se reiteró el alcalde. “Ya la campaña política pasó y hay que trabajar” agregó.

  Destacó de paso que durante sus pasados cuatro años no hubo demandas nuevas en su contra y menos por asuntos políticos por lo que espera que sus cambios estén avalados por los reglamentos y no lo lleven a situaciones comprometidas pero reconoció que podría confrontar problemas con varios de sus empleados sindicados al afirmar que ya se han manifestado en su contra. “Ya empezaron a hacer comentarios en las redes sociales, inclusive una empleada ya comentó que me iban a llevar a los tribunales… yo creo en la libertad de expresión pero el reglamento es claro. Ningún empleado puede estar emitiendo opiniones en las redes sociales en contra de este servidor ni de la administración porque yo soy su jefe. Aquí yo le he abierto las puertas a todo el mundo y todos saben que esto antes era un campo de batalla. Sí están reclamando cosas como un bono que la administración pasada no pagó y ahora es imposible, no tenemos los fondos para pagar eso” argumentó al comentar no obstante que sí se trabaja con otros reclamos que han hecho los unionados como aspectos de adiestramientos en seguridad y con requisitos de la agencia OSHA luego que se impusieran multas de hasta $25,000 al municipio que no se pagaron al lograrse acuerdos para beneficio de los empleados.

  “Sé que ahora van a haber algunos encontronazos cuando se hagan los movimientos (de posiciones) pero yo sé que le estoy hablando claro y de frente a la gente y que esos movimientos se hacen en aras de mejorar” insistió el alcalde de Patillas.

PRESUPUESTO MUY COMPROMETIDO

  Preguntado sobre si espera mantener la nómina que tiene Patillas al momento, expresó que ahora mismo hay varios empleados contratados por la Ley 52 que están a merced de la disponibilidad de fondos. “Si esos convenios se mantienen, esos empleados se van a mantener, pero si no mantienen el convenio, habrá que remover personal” expresó al considerar que sería en el área de obras públicas donde más efectos habría.

  “Yo he congelado muchas plazas. En algunas he llenado porque sé que se necesitan” expresó al indicar que una de las molestias mayores entre sus empleados es la orden de reducción de jornada que aplica desde hace unos tres años ya. “Es una reducción de una hora diaria que hemos logrado mantener pero los empleados nunca han dejado de cobrar” dijo al indicar que ello supone un ahorro importante para el municipio.

  Pese a ello, se paga mensualmente sobre $400,000 en nómina solamente y anualmente implica unos $7 millones, o el 70 por ciento del presupuesto municipal que alcanza los $10 millones. Aún así sostuvo que es una cifra menor a la que encontró donde la relación de nómina-presupuesto alcanzaba el 80 por ciento. “Se ha retirado gente, ha renunciado y se ha ido gente y eso, pues, yo lo que he hecho es no aumentar. Bajé la plantilla de directores, de 21 a 14 ó 15, fusioné las oficinas de Obras Públicas con Reciclaje y nombré un solo director. Cultura y Turismo un solo director y hemos logrado bajar la nómina que es el mayor gasto que tenemos” explicó el ejecutivo municipal.

  A esto se agrega el desembolso de remesas en cuatro acuerdos de pago de deudas pasadas por obligaciones municipales que se ponen poco a poco al día. Además mensualmente se le retiran sobre $100 mil en pagos por deudas a Retiro, lo que compromete las remesas disponibles pero han evitado incurrir en deudas mayores.

  Soto defendió sus logros al recalcar que se ha logrado bajar el enorme déficit que tenía a Patillas sin margen crediticio y en la práctica quiebra cuatro años atrás, aunque los números aun están en rojo. “En resultado preliminar, estamos en un $3.7 a $4 millones en que bajamos el déficit de los $8 a $9 millones que estábamos. Hemos restructurado la deuda y hemos bajado la deuda pública del municipio” expresó el alcalde.

  Comentó in embargo, que la situación fiscal local está en manos también de la nueva administración central que, al ser del partido contrario podría agravar las expectativas locales de progreso, aunque confió que pueda haber un diálogo abierto y sin perjuicio para su pueblo. Entre los proyectos pendientes se encuentra la Villa Pesquera del Bajo, el proyecto de alcantarillado para ese sector por el que se ha buscado fondos y la pista atlética que depende de asignaciones de fondos de agencias como el Departamento de Recreación y Deportes.

  Como parte de sus proyectos para este cuatrienio están el promover el empresarismo ante la urgente necesidad de bajar el desempleo crónico en Patillas, así como despertar el turismo con obras atractivas que dependen a su vez de fondos para poder construirse.

Comments

comments

Share:
Loading...