NoticiasPortada

Ambientalistas de Guayama y Salinas acuden a organización internacional anticolonial

Reinaldo Millán

EL REGIONAL

redacción@elregionalpr.com

Publicidad

  Diversas organizaciones de la región sureste acudieron al Tribunal Internacional sobre Crímenes de EUA en Puerto Rico, en Nueva York, a denunciar la alta contaminación en los municipios que van desde una línea de Yabucoa a Salinas.

  “Guayama está entre los primeros pueblos contaminados de Puerto Rico”, recalcó durante su presentación, el portavoz de Dialogo Ambiental, Víctor Alvarado.

  El dirigente ambientalista denunció que lo que llamó “el abuso de la empresa carbonera AES en Guayama, contra la salud de las personas y el medio ambiente”.

Por su parte, Salvio Colón, del barrio Jobos de Guayama, expresó que de niño acostumbraba jugar en los espacios recreativos del entorno pero “hoy día este manglar está despareciendo y es posible que las nuevas generaciones no puedan disfrutar de él”.

  También estuvo en el grupo el dirigente ambiental de Guayama, Erasmo Cruz Vega, de la comunidad Santa Ana, quien espera que “las autoridades cumplan con su misión de proteger a los ciudadanos de los daños al ambiente”.

  Al concluir la actividad en la Iglesia Santa Cruz en Washington Avenue, el Tribunal, declaró que habiendo escuchado testimonios el gobierno de Estados Unidos es culpable de los crímenes contra las comunidades.

  “Por eso exigimos que Estados Unidos se disculpe con el Pueblo de Puerto Rico. Que los Estados Unidos entregan toda la propiedad y el poder tomados por la fuerza del pueblo puertorriqueño. Que los Estados Unidos paguen a las víctimas del crimen de colonialismo”.

  Participaron en el juicio público como testigos la presidenta de la organización EDUCAMOS, Eva Ayala, la abogada Mariana Nogales, así como representantes de comunidades en Peñuelas y Vieques.

  Entre los miembros del jurado figuraron el reverendo Luis Barrios, la activista chilena Luz de las Nieves Ayress Moreno, la novelista palestina Susan Abulhawa, la fundadora del Centro para los Derechos Humanos de los Trabajadores de Misisipi Jaribu Hill, el dirigente nativo americano Mahtowin Munro, el dirigente obrero haitiano Andre Francois, entre otros activistas internacionales.

  El grupo declaró que el colonialismo es un crimen, por el que sus ejecutores deben pagar.

   Las comunidades han acudido a diversas organizaciones gubernamentales a presentar sus quejas, pero la Legislatura ni la Junta de Calidad Ambiental o el departamento de Recursos Naturales le han hecho caso.

  De hecho, en la legislatura hay proyectos para estudiar la contaminación en Guayama que no han pasado de una lectura.

    Ese es el caso de la Resolución de la Cámara 227, del 11 de septiembre de 2017,  presentada por el representante Denis Márquez Lebrón, referida a la Comisión de Salud, “para ordenar al Departamento de Salud y a la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico que realicen, de manera conjunta, un avalúo de las condiciones de salud de los residentes del municipio de Guayama, con énfasis en las comunidades Puente Jobos, Miramar, Santa Ana, San Martín, Puerto de Jobos, Pozuelo, Chun-chin, Barranca, Las Mareas, Urb. La Reina y Urb. Guamaní, considerando la relación que pudieran tener con la exposición a las cenizas tóxicas producto de la quema de carbón para generar energía, de la planta de “Applied Energy Systems” (AES), las perspectivas de tales efectos a mediano y largo plazo, los recursos disponibles actualmente, y las posibles opciones para subsanar las deficiencias que se identifiquen, incluyendo una propuesta de calendario de cumplimiento y criterios para la evaluación del mismo”.

   Esa resolución recalca que “en Puerto Rico se generan al año sobre 250,000 toneladas del material conocido como cenizas de carbón, el cual resulta del ciclo de combustión en el cual el carbón, el oxígeno, el sulfuro y el agua se queman para producir vapor para la generación de energía”.

Comments

comments

Share:
Loading...