Salud

¡Alerta a las enfermedades no transmisibles!

Por Jayleen M. Malavé Cartagena*

Para EL REGIONAL

  Las enfermedades no transmisibles (ENT), popularmente conocidas como enfermedades crónicas, son condiciones de larga duración con una progresión generalmente lenta. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los tipos de ENT más comunes son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes. Estas enfermedades no discriminan por edad o sexo, es decir, todo el mundo está a riesgo de desarrollar una.

Publicidad

  En Puerto Rico al igual que en otras partes del mundo este grupo de padecimientos se ha apoderado de las estadísticas de mortalidad. Sin embargo, estas afecciones en su mayoría se pueden prevenir a través de intervenciones dirigidas a disminuir los principales factores de riesgo, el monitoreo constante y por consiguiente la detección temprana. Algunos factores de riesgo modificables son el consumo de tabaco y alcohol, la inactividad física y las dietas poco saludables.

  “Las enfermedades no transmisibles son los principales asesinos evitables del mundo, pero el mundo no está haciendo lo suficiente para prevenirlas y controlarlas”, dijo Tabaré Vázquez copresidente de la Comisión independiente de la OMS sobre ENT en Ginebra. El comentario del funcionario de la OMS propone un espacio de reflexión para los ciudadanos de manera individual y como país. Cada persona puede realizar cambios en sus estilos de vida para reducir el riesgo de desarrollar una ENT. Algunas de las recomendaciones para prevenir las ENT son:

Informarse

  Planificar y establecer una dieta balanceada

  Mantenerse hidratado/a (tomar al menos 8 vasos de 8 onzas al día)

  Establecer un sistema de monitoreo y seguimiento (niveles de azúcar en sangre, presión arterial, entre otros)

Hacer ejercicio aeróbico de 30 a 60 minutos al menos tres veces en semana

  Disminuir o evitar el consumo de alcohol

  Evitar el consumo de tabaco y la inhalación de humo de segunda mano

  Manejar los niveles de estrés (ejercicios de relajación, buscar ayuda profesional, entre otras estrategias)

Además de estas recomendaciones la OMS hace un llamado a las naciones para que como mencionó Vázquez el mundo comience a hacer lo suficiente para prevenir y controlar las ENT. La convocatoria va dirigida a que se impacten los determinantes estructurales que inciden en la salud de la población por medio de cambios en las políticas públicas. Los cambios en política pública aportarían a la protección de la salud de esta y otras generaciones.

  En Puerto Rico, el Departamento de Salud ha establecido un Plan de Acción de Enfermedades Crónicas para Puerto Rico 2014-2020 en el cual se contemplan varias de las recomendaciones de la OMS. Esta iniciativa es una gran aportación para la reducción del impacto de las ENT en la isla. Sin embargo, todavía queda un largo camino para garantizar el acceso seguro a los servicios de salud, la creación y mantenimiento de entornos saludables y la promoción de la salud desde un enfoque integral para el beneficio de todos.

*Estudiante de la Maestría en Educación en Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas.

Comments

comments

Share:
Loading...