Noticias

AEE promete Menos cortes de luz

  La Central Termoeléctrica de Aguirre es el complejo generatriz más grande de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y de por sí el más grande de Puerto Rico. Es capaz de producir 1,536 Millones de Vatios y le da servicio a más de la mitad del país.

  Hace casi un año, 21 de septiembre de 2016, un problema con las condiciones físicas de las líneas de servicio que nacen en la central provocó un incendio que causó un efecto dominó  y dejó sin servicio a gran parte de Puerto Rico lo que puso en evidencia la fragilidad de nuestro sistema energético sin necesidad de ser sometido a las condiciones climatológicas que suelen traer las comunes tormentas veraniegas.

  El evento no se quedó siquiera en nuestra frontera ya que se convirtió en un evento internacional que sirvió para apuntalar la percepción de que la deuda multimillonaria del gobierno puertorriqueño está arrastrando a la pobreza hasta a lo que fue motivo de orgullo alguna vez y que era sus sistema de energía. Las uniones sindicales han lanzado la advertencia de que el sistema podría colapsar nuevamente en cualquier momento y que no se ha cumplido con las exigencias de mantenimiento y reparación de una red tan vasta de líneas, troncales, transformadores y demás artefactos necesarios.

Publicidad

  La propia AEE expuso que los problemas son algo profundos y aunque no se ha revelado el costo de la reparación de las líneas en Aguirre, era urgente atenderlo.

  El Regional indagó con relación a la actualidad del complejo energético que pretende en un futuro cambiar su sistema de  quema de combustible a uno de gas natural con la construcción de un puerto de gas natural en altamar para cumplir con regulaciones ambientales y estabilizar el precio que factura a sus clientes en todo el país.

  A estos efectos dialogamos con Justo González, Director de Generación de la AEE quien afirmó que los trabajos de reparación se han ido llevando a cabo y que el sistema está saludable y fuerte por lo que no espera que otro evento similar pueda ocurrir.

  “El complejo más grande, obviamente depende de las líneas principales, son líneas de 230,000 voltios y líneas de 115,000 voltios” dijo al indicar que esas líneas además de repartir energía se enlazan con la central de Palo Seco en Guayanilla. Una línea discurre hacia Bayamón luego de articular en Aguas Buenas. Otra línea sale a Carolina también tras articular en Aguas Buenas. Otro sistema discurre hacia Yabucoa, un pueblo que ha sufrido numerosos percances por cortes continuos de luz durante junio principalmente. Desde este pueblo se reparte hacia el noreste.

  “A partir del 21 de septiembre yo digo que ese evento no va a volver a ocurrir. El sistema eléctrico de Puerto Rico no se había apagado desde la tormenta Jeanne (2004). De ahí para acá no había habido otro evento como ese”  destacó aunque agregó que “tengo que realtar algo, que hubo un período de tiempo sin mantenimiento en el sistema eléctrico”.

  Por esta razón mantuvo que desde marzo de este año se tomó la iniciativa de poner al día todo el complejo sistema eléctrico por lo que se debía trazar un plan que no solo atendiera a las centrales sino a las líneas de distribución y las subestaciones.

  En cuanto a las líneas eléctricas, las primeras en ser atendidas fueron las que se reparten a Bayamón y la que va hacia Carolina que fueron las que causaron el incendio el año pasado. “Esa línea (a Carolina) se empezó a trabajar en términos de desganche y a trabajar con todos los anclajes que sostiene los conductores de esa línea” dijo González. “Ya se cubrió toda el área de Cayey y Aguas Buenas en término de mantenimiento” añadió.

  Ahora se continuará hacia el sur y ya se cambiaron unos “breakers” en Aguirre por unos nuevos de otro tipo. Los tradicionales que se conocen como OCV, (Oil Circuit Breakers) que están rellenos de aceite aislante fueron cambiados por unos a base de gas y que son considerados mejores.

  “Estamos cubriendo un ‘backlog’ de trabajo de cuatro años que no se hizo” recalcó el funcionario. Mencionó que el proyecto se está realizando por facetas y la primera fue la de emergencia que concluyó en los primeros tres meses de trabajo, luego continúa a una de estabilización en tres meses adicionales y una fase de implementación. “La prioridad máxima es todo aquello que pudiese afectar la vida del ser humano que es lo que vamos a atacar primero” mencionó.

  La segunda prioridad es atender aquellos componentes que estén fuera de servicio y que tienen averías. La tercera prioridad es todo componente que esté pasado de su período de mantenimiento.

“Estamos más preparados que los mismos Estados Unidos porque estamos en una zona del paso de todos los eventos atmosféricos. Nuestro sistema se ha puesto a prueba en eso pero sí nosotros vamos a estabilizar más nuestro sistema con el mantenimiento. Todo paso que estamos dando es para la estabilización.” dijo el experto.

EL LADO BUENO DE LA QUIEBRA

   Preguntado acerca de como llevar a cabo este proyecto con la condición fiscal de la AEE que se declaró en estado de quiebra, González mencionó que ello no ha interrumpido los trabajos de mantenimiento que se hacen primeramente con miras a aguantar un fenómeno tropical. Contrario a lo que pudiera parecer, el estado fiscal de quiebra le ha permitido a la agencia contar con mayor liquidez y recursos para completar los procesos de estabilización y reparación según destacó.

  Además la agencia está en fase de reclutamiento ya que según mencionó, se ha marchado mucho de su personal disponible para trabajos de campo. “Estamos haciendo una estrategia para reclutamiento de personal y dentro de ese reclutamiento también se está incluyendo el traer a algunos jubilados para dar entrenamiento únicamente en las áreas operacionales” explicó el director de generación.

CONTROLADOS LOS APAGONES DEL ESTE

  Al ser preguntado sobre la abrumadora cantidad de apagones en la zona este y las innumerables quejas de los ciudadanos, González reconoció que en parte se ha debido a los trabajos de mejoramiento del sistema por la poda y desganche. “A eso le estamos dando duro y se ha cubierto más de 1,081 millas” mantuvo al indicar que se atendió una línea averiada en la zona que servía como reserva para dividir la carga que discurre por un sector cercano al Yunque y que se conoce como la línea 36,200. Para repararla se necesitaba de un helicóptero especializado al que se bautizó como el Súper Puma, capaz de cargar hasta 9,000 libras. Este vehículo aéreo era el único que podría llevar postes de 3,200 libras de peso para remplazar otros en la zona pero como el resto de la flota de helicópteros, se encontraba dañado.

  “Ya el Súper Puma lo tenemos próximo para salir dentro de las próximas semanas, que es la herramienta principal para levantar nuestras líneas eléctricas en caso de cualquier evento atmosférico” comentó al reconocer que para realizar un trabajo en el este se tuvo que utilizar un helicóptero de la Guardia Nacional y se ha minimizado el problema de cortes de luz en la región.

SOBRE UNA DOCENA DE NUEVOS PROYECTOS DE LUZ

   En torno a la capacidad del sistema para aceptar más proyectos energéticos independientes, González sostuvo que que lo está y puso como ejemplo dos proyectos, uno de Isabela y otro de Humacao que proveerán decenas de megavatios adiconales.  Ambos son de energía renovable aunque son en total 14 los proyectos energéticos privados que están solicitando permisos para construirse y se unirían a proyectos de gas como los de Vega Baja y Fajardo, así como el eólico de Santa Isabel y otro menor en Naguabo. “La Autoridad sigue abierto en términos de la producción con energía renovable” dijo el funcionario al destacar la moda de instalar generadores distribuidos y que se instalan en los techos de las casas.

  “Puerto Rico está a la vanguardia en la energía renovable” declaró al mencionar que con todos los proyectos nuevos que se están construyendo se puede contar con amplias alternativas y que el sistema puede aceptar esas fuentes, contrario a lo que se decía hace solo unos años en cuanto a que no había la capacidad suficiente. Se mostró confiado que se puede alcanzar a depender de al menos un 15 por ciento de energía renovable en poco tiempo como se trazó por parte del gobierno que debíamos lograr para el 2025.

Comments

comments

Share:
Loading...